Cuartel del Aquelarre de Brujas Andrew
¿Por qué ser sólo espectador/a, cuando puedes hacer MAGIA junto a nosotros?

¡REGÍSTRATE GRATIS!

FIC ALMAS REBELDES VII CAPITULO DIAS DESPUES...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FIC ALMAS REBELDES VII CAPITULO DIAS DESPUES...

Mensaje por Brujita Alex el Sáb Sep 29, 2012 9:25 pm



CAPITULO VII

Días después




    El detective Wysinski continuaba escuchando aquella historia, ya había tomado la decisión de ayudar a aquel hombre, que en ese momento, deseaba encontrar a la mujer que era el amor de su vida…

    29 de septiembre, 1987 08:45 horas: Cuatro días después de haber rescatado a Ariadna, Bryan seguía en el hospital, pendiente de la salud de la chica… solo iba al edificio Tower House Suites, a cambiarse, desayunar, y volver al hospital.

    El estado de salud de la chica, se había complicado debido a unas fiebres altísimas… él no se separaba de la chica ni un solo momento…

    Maryland fue a verla una noche al hospital, y Bryan aprovechó para indagar sobre la familia de la chica.

    -En estos momentos, se podría decir que no tiene familia…

    -¿No tiene padres, hermanos, nadie?

    -Todo está aquí, en este sobre… - le entregó un sobre con la ficha técnica de la chica. –Se que la chica te interesa más de lo que se ve por encima… solo te recordaré las reglas… si realmente te has enamorado de la chica, deberás hacérmelo saber, antes que a la interesada… yo sondearé el terreno. Si eres correspondido, me encargaré de investigar tu pasado y tu vida en general… si eres soltero y no tienes problemas en tu país, con gusto te ayudo para que puedas lograr tu sueño. No toleraré enredos de sexo ni de cama… estas chicas tienen tragedias personales muy fuertes, y no necesitan quien les agregue una muesca más al árbol de sus desdichas.

    -Estoy consciente de eso, señora Ainsworth… Nunca haría nada que pudiera lastimarla… -dijo mirando a la dormida chica en su cama, con ternura y cariño… Se que no soy un santo, pero tampoco soy un monstruo de maldad… y si, la quiero, pero la quiero bien.

    Luego de irse, Bryan leyó la ficha… al principio encontró lo usual… pero al ir avanzando en la lectura… se dio cuenta de la razón por la cual había ingresado a los Cascos Alados…

    Su familia la había echado de casa, simplemente por no estar de acuerdo con el estado político de las cosas… en Panamá… sus padres se habían desentendido de ella, como si fuese una cosa o un animal que no se desea tener en casa… no un ser humano…

    La miró… se veía tan frágil… parecía una niña… en cuerpo de mujer… sintió ansias de estrecharla suavemente en sus brazos… su corazón se había apegado a ella, sin siquiera conocerla… y ahora… se sentía enamorado.
    La chica empezó a moverse y a hablar…

    -Mamá… por favor… deja a ese hombre… un día te va a matar a golpes….

    Estaba delirando… la fiebre era muy alta… Bryan salio de la habitación, en busca de un médico…

    -Doctor… venga… Ariadna se ha puesto mal…

    El coronel Madsen, doctor en aquel hospital para soldados acantonados en las bases próximas al Canal, se acercó a la cama de la enferma y le tomó la temperatura… casi cerca de los cuarenta grados… Había que actuar rápido…

    El pie de la chica seguía hinchado… tendrían que hacerle una radiografía… Eso era más que una luxación… la inyectó y se la llevaron a Radiología para hacerle una placa del pie luxado.



    ENTRETANTO EN LA BASE DE LOS CASCOS ALADOS…

    Las chicas estaban en la sala de estar comentando lo ocurrido el día anterior en la Isla de Coiba…
    -Hay algo que no me cabe en la cabeza… ¿Cómo supieron que venían y que era lo que iban a hacer en ese edificio, si las únicas que sabíamos somos nosotras…?

    -Recuerda que el G-2 estaba tras la pista de nuestra organización… y a pesar de que les infligimos importantes bajas, casi estuvieron a punto de causarnos una baja, si no nos apresuramos como lo hicimos…

    -Fue una suerte que no hubieran podido ultrajarla… eso era lo que pensaban hacer… solo que no tuvieron suficiente tiempo… a pesar de que fueron casi veintiún días que la tuvieron cautiva.

    -Tiempo de sobra tuvieron para hacer eso- dijo Heini, cruzando provocativamente los brazos sobre el pecho- Encontraron el cadáver de un hombre en la cueva donde la tenían, con un cuchillo en el pecho…

    -Claro, era evidente que ella iba a defender su virtud… La virginidad en estos momentos, es muy importante… hay que luchar por conservarla aunque en eso se pierda la vida.

    Encontraron un sobre en el bolsillo del cadáver de uno de los captores de Ariadna, en el que ella informaba lo que iba a ocurrir con ellos… solo que se lo quitaron cuando la durmieron… en ese mensaje tenia incluso la ubicación del edificio donde estaríamos…-dijo Carsten mirando provocativamente a Esmeralda.

    -Esto significa, que en el aeropuerto hay gente que nos vigila y sabe todos nuestros movimientos, incluso el más pequeño… El mensaje dice que debíamos cambiar de plan… o lanzarnos a rescate, por que iban a colocar explosivos, como efectivamente fue- dijo Sonia.

    -Lo que molesta, es que sabían donde íbamos a estar… que haríamos y se aseguraron de llevarse a Ariadna… pensaron que nosotros no echaríamos en falta a nuestra compañera…-dijo Carla Cristina- pero se equivocaron.

    -Para la próxima, tendremos que estar más alertas… y saber en donde pisamos… si es que hay una próxima vez… -señaló Grazia Rivadeneira… que era la intelectual del grupo.

    -Se dice que no reclutarán más gente… por ahora… aunque pienso que deberían haber más grupos… no serán ellos los únicos que pisen tierra panameña… ellos no conocen nuestro país… y pueden llevarse sorpresas desagradables.

    -Con esta nota, se explica todo… solo quedarán las disculpas… y por ende, el mal rato. – dijo Alicia que escuchaba todos los comentarios.

    -Si hay alguien en el aeropuerto que nos tiene vigilados, debemos estar alertas… -dice Naoko con el ceño fruncido, estos malos ratos continuarán si no somos cuidadosos.

    -Mañana hay otra manifestación civilista… espero que a ellos no les de por ir a curiosear por la ciudad sin escolta…

    -¿A qué hora es esa manifestación?

    -A las cuatro de la tarde… como siempre que las hacen… a las tres dan la orden de cerrar todas las puertas, en los estacionamientos del edificio quedan las centinelas, que son expertas tiradoras… no sale nadie, y tampoco ingresa nadie…

    -Por lo menos la señorita Morgan no saldrá sin escolta…- dijo Alicia- ese es el problema peor que tenemos… no sabe estarse quieta.

    -¿Maryland ha dicho algo de las famosas fotos?

    -Si. Tal vez para febrero del próximo año, viajaremos a Isla Contadora… en ese lugar se hará la sesión fotográfica que reemplace la que se malogró.

    -Febrero… el mes del amor y la amistad… ya imagino como van a ser esas fotos, si estamos nosotras…

    -Ella sabe como ingeniárselas- dijo Naoko, que una vez tuvo una sesión de fotos con ella…-Hace unos pictoriales muy bonitos… -dijo con sonrisa sexy y provocativa- Por ser ese mes tan especial, lo más probable es que también use de modelos a las chicas.

    -Con ellos, como si fueran pareja…- dijo Alicia moviendo la cabeza en señal de negación- Mal comienza el baile. Ellas no son modelos profesionales… y me temo que yo tampoco.

    -A mí, en lo personal, no me disgustaría tomarme una foto contigo- dijo con una sonrisa provocativa- Me parecería interesante…

    -No te estoy dando ideas… ¿O sí? – dijo Alicia con gesto de sospecha.

    -Creo que a Grant le encantaría… son fotos con buen gusto… las fotos sexies, las deja para cuando están solos, sin otra compañía que la cámara, los camarógrafos y ella. Estas serian diferentes… En las fotos sexies, posan como Dios los trajo al mundo, algo sensual y eróticas. Los pictoriales son diferentes, se muestra, si pero no tanto. Se ve, pero no se ve.

    -No creo que las chicas posen para ella… ya le conocen la fama que tiene… Y ellas son muy pudorosas… Y yo también…

    Naoko estudio la figura de la chica… entornó los ojos… y dijo…

    -Nunca te he visto en traje de baño. Conozco tu figura en uniforme de fatiga, la faceta ejecutiva y profesional… me gustaría conocer tu figura en traje de baño. Estoy seguro de que… eres hermosa.

    Alicia se sonrojó… Naoko la miraba con intensidad. Sabía que el la admiraba profundamente, casi se podría decir que estaba enamorado de ella… y ella aún se encontraba herida por un desengaño… que la marcó profundamente…

    -Naoko, tu sabes que yo…

    -Aún te duele lo que te hizo ese… imbécil.

    -Desgraciadamente duramos muchos años juntos… un chisme acabo con lo nuestro… no creo que pueda enamorarme en mucho tiempo…

    -Al menos, déjame ser tu amigo… dame la oportunidad de conquistar tu corazón… de borrar las huellas de aquel que no supo valorarte…

    La apasionada suplica que salio de los labios del hombre… conmovió a la chica… su ex novio nunca le había hablado así, con tanto sentimiento, con tanta pasión., con tanta ternura… Ella le abrazó tiernamente…

    -Ya eres mi amigo… en cuanto a lo demás… deja que Dios decida…

    -Lo sé… siempre estaré a tu lado… para lo que necesites… esperando… siempre.



    EN EL HOSPITAL GORGAS….

    Bryan estaba en la sala de espera… ya habían pasado cinco horas desde que se dio cuenta de la fiebre que tenia Ariadna… Al poco rato, el doctor salía de la habitación de la chica.

    -¿Cómo está, doctor?

    -Su condición es estable… La fiebre que tiene no se debe a la luxación. Creo que se trata de algo más.

    -¿Algo más?

    -Las personas que son sujetos de rescates accidentados, desarrollan síndrome de estrés postraumático… Y me parece que esto es lo que sucede con esta chica… Ya controlamos la situación. Estará aquí veinticuatro horas más. Y en cuanto al pie, no se preocupe. Curará bien.

    Bryan miró a la dormida chica, una intravenosa colgaba de la cabecera de la cama… acarició la frente y la mejilla de la chica.

    -Sálvate… no te dejes morir… por favor… te quiero para mí…- dijo apasionado, besando suavemente las manos de la chica…


    EN EL EDIFICIO TOWER HOUSE SUITES….

    Al ver llegar a Bryan, todos lo rodearon… él se veía cansado y triste…

    -¿Sigue mal?

    -Estaba con fiebre… pensé que se trataba del pie lastimado. Pero no fue así… parece que el rescate fue lo que disparó la fiebre… Estará un día más en el hospital.

    -Bueno, eso ya es algo…-dijo Naoko. –Ve a descansar…

    Bryan fue a su habitación… y se tiró en la cama… ante sus ojos apareció el rostro de Ariadna… Un rostro aniñado, adorable… una muchacha hermosa. Y sin querer, recordó las palabras de Maryland…. “Si eres soltero, y no tienes problemas en tu tierra, te ayudo a casarte con ella… pero no toleraré que nadie juegue con sus sentimientos, y menos tú. “

    “En ningún momento, pensé en jugar con los sentimientos de Ariadna, me gusta, me fascina… cuento las horas para verla sana y en pie… de conquistarla me encargo yo…” pensó Bryan recordando ese dulce y tierno rostro…



    EN EL CUARTEL CENTRAL…

    Noriega no estaba contento con el informe del rescate… la chica fue rescatada, después de haberse lanzado de cabeza por un risco.

    -Por la altura que me cuentas, pudo matarse…

    -Es como se lo cuento, mi general… se lanzo de cabeza al vacío… yo pensé que se mató, y mi compañero se acercó a ver donde cayo cuando le dispararon esos gringos….

    -Guárdate la expresión que ibas a soltar… Muñecón… es increíble que ocho mujeres pongan en jaque a toda una institución… La tuviste más fácil con Hugo…

    -Si solo fueran ocho, mi general… las que conté eran como veinte, y todas armadas hasta los dientes… tuve suerte de no correr la suerte de Papelón y Mono mocho… que ya se imaginaba que le iba a hacer como ocho chamacos a la zambita esa…

    -Y las veces que han sido descubiertas, mis hombres terminan con una bala en el cuello o con un cuchillo en el pecho… empiezo a pensar que si yo tengo pacto con el Maligno, ellas deben tenerlo con San Miguel Arcángel, por que es mucha la suerte que tienen esas…

    -Ahora se cuidarán más… y cuidarán más sus asignaciones, por lo que le paso a esa chica.

    -¿Y los espías que tengo en el aeropuerto… no han reportado más movimientos?

    -No… parece que pararon un poco la mano…

    Noriega se acercó a una de las ventanas de la Comandancia… era de noche…

    -Una vez más, me ganan la batalla, Mc Allister y Ainsworth… pero no van a ganar toda la vida… y allí los estaré esperando…



    AL DIA SIGUIENTE…

    Bryan fue al hospital nuevamente para obtener noticias de la enferma…

    -Ya recuperó el conocimiento… -le dijo la enfermera… están examinándola para darla de alta… Acaban de llegar el coronel Sawamura y la señorita Altamirano… y creo que están por llegar el Almirante Mc Allister y la señora Ainsworth…
    Bryan subió por el ascensor al piso donde se encontraba la habitación de Ariadna… ya estaba vestida… al verla se detuvo involuntariamente…

    Era una chica de escasos veintidós años… de figura menuda y frágil… pero atlética… ya que lo había demostrado durante el rescate… vestía un jean azul y un suéter polo lila, y mantenía atado su cabello con una bincha por todo adorno. Poco maquillaje, que acentuaba su belleza morena… y unos ojos negros que abrasaban al mirar…

    Si indefensa y frágil su corazón se apegó a ella, ahora, al verla en pie… se sintió enamorado…

    En ese momento, Maryland lo vio y dijo…

    -Bryan… me alegra que hayas venido…- y dirigiéndose a Ariadna - Ari, hija este muchacho casi no ha dormido de lo preocupado que estaba por ti… Incluso, cuando tus compañeras fueron a buscarte a Coiba, insistió en ser de la partida de rescate… gracias a ellas y a él… estas de nuevo con nosotros…

    Ariadna lo miró… y él sintió que el corazón le ardía dentro del pecho…

    -El coronel Cornwell Britter… supongo…-dijo la chica en tono dubitativo.

    -Sí, mi nombre es Bryan Arthur Cornwell Britter… es un placer conocerla… oficial Luján. –dijo tomando su mano izquierda y depositando en ella un tierno beso… un gesto muy francés de galantería masculina.

    -Siento haberlo conocido en estas circunstancias tan poco favorables… Casi me matan.

    -Fue un poco difícil su rescate, pero se logró. No querían que fuéramos… pero era mi responsabilidad… si no hubiéramos sido tan imprudentes, otra hubiese sido la historia.

    -No se culpe… - dijo Ariadna… -Nadie podía saber que nos espiaban en el aeropuerto… y menos que me iban a interceptar… tengo suerte de estar viva… y todo, gracias a mis compañeras… y a usted.

    En ese momento llegaban con una silla de ruedas para llevarla al auto donde partiría hacia la base… el médico le había dado casi veinte días de incapacidad, a fin de que esa luxación curara bien, y no dejara secuelas de cojera.

    -Pensé que iba a usar muletas…

    -Ni pensarlo, ese pie necesita descanso… no puedes ni siquiera apoyarlo en el piso…

    Al verla incorporarse de la cama, Bryan solícito, se acercó para ayudarla a sentarse en la silla… al sentir aquellos fuertes brazos que la sujetaban por la cintura con delicadeza y cuidado, alzó el rostro y lo miró a los ojos…

    Hundirse en los abismos de aquellos ojos negros… le resultó una tarea placentera… aquellos ojos hablaban de dolor, de sacrificio, de valor por encima de todo lo que hubiera, de una mujer comprometida con la libertad y la democracia de su patria…

    Y para ella hundirse en los abismos de aquellos ojos azules con destellos verdes, resultó un descubrimiento, ya que aquellos ojos hablaban de amor… un amor que no estaba segura de merecer…

    La ayudó a sentarse y la sacaron de la habitación para llevarla a la base… Bryan le habia entregado un precioso ramillete de rosas rojas… que le había llevado, para dárselas cuando volviese en sí.

    Al salir del hospital iba silenciosa, meditando en todo lo ocurrido desde su rescate…había estado inconsciente casi cinco días…pero se sentía bien… había logrado que no mataran a los chicos a costa de su propia vida…

    Bryan la miraba con intensidad, devorando cada centímetro de esa figura que estaba sentada a su lado… era increíble verla allí, después de haberla visto casi a las puertas de la muerte…

    “No puedo mentirle más a mi corazón… sí, Ariadna, te rescaté para mí… estoy enamorado… y lucharé por ganarme tu amor… juro que lo haré… “

    Al llegar a la base, las compañeras la rodearon…

    -¿Cómo te sientes, amiga?

    -¡Bienvenida… ¡ Nos tenias preocupadas y en vilo…

    -Estoy bien, chicas… estoy bien… ya pasó lo peor…

    Carsten miró a Bryan que miraba con ternura a la chica…

    -Ya está… mi enamoradizo amigo… volvió a caer en las redes de Cupido… espero que esta sea la definitiva… Y no es para menos… son nueve adorables rebeldes… y yo no soy inmune a esos encantos… - dijo mirando a Esmeralda Milanés…

    -¿Qué te dijo el doctor de ese pie?

    -Reposo, no puedo caminar, tampoco hacer ejercicios si quiero que no me quede secuela… con lo que me gusta estar inactiva.

    -Bien sabemos que te gusta la acción- dijo Carla- pero tienes que hacerle caso al médico Ari, por tu bien.

    -No tengo como agradecerles que me hayan rescatado…

    -Casi te creímos muerta… pero hicimos un par de investigaciones y dimos con el lugar donde estabas… lo demás fue cosa de coser y cantar.


    La grabadora seguía grabando aquella historia de amor, lucha, sueños, en medio de una gran inestabilidad y agitación política… Wysinski había tomado la decisión de atender el caso, que no era igual a los muchos otros que en su carrera de policía, primero, y ahora como detective privado… tuvo que resolver…

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



Aquí estuvo el fantasma [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Brujita Alex
Aprendiz de bruj@ Senior

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 09/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.