Cuartel del Aquelarre de Brujas Andrew
¿Por qué ser sólo espectador/a, cuando puedes hacer MAGIA junto a nosotros?

¡REGÍSTRATE GRATIS!

FIC ALMAS REBELDES: CAPITULO XVI LA PROMESA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FIC ALMAS REBELDES: CAPITULO XVI LA PROMESA

Mensaje por Brujita Alex el Sáb Sep 29, 2012 10:47 pm

CAPITULO XVI

LA PROMESA


13 de febrero, 1988: Luego de la reunión con el grupo Modelo, pasaron unos días de carnaval, en medio de la tranquilidad, la vegetación, y la playa… vida sana y deporte.
Mientras iban en la avioneta, Bryan al ver que Ariadna estaba luchando por atarse el cinturón de seguridad, se inclinó suavemente hacia ella….para atarle el cinturón… Fue entonces cuando ella le preguntó…
-¿De que están hablando cuando se refieren a los uniformes blancos de gala que usan ustedes, los botones dorados y las alas de piloto naval?
-¿De verdad quieres saberlo, o tu imaginación te está dando ideas?- sonrió seductor.
-Quiero saber a qué atenerme contigo. –dijo, mirándolo a los ojos…
-Se trata de que las chicas no pueden resistirse al uniforme… uno más astuto, menos respetuoso y más osado, hubiera logrado mucho de cualquiera de ustedes. Incluso ponerlas en un predicamento. Ya debes saber a lo que me refiero.
-¿Te refieres a que nos lleven a la cama?
-Captaste la idea, mi amor- dijo él sonriendo seductor y sensual- Pero, sucede que eso no es lo que quiero contigo… ¿Te dijeron algo tus compañeras acerca de eso?
-Si. Me dijeron que tuviera cuidado… que recordara que Maryland no permitía ciertas cosas con nosotras. Y yo les dije que me daba terror pensarlo.
-Lo sé, pero creo que te dijeron algo más sobre mí.
-Que no creían que tú llegaras a eso, que me querías tanto, que serías incapaz de perjudicarme.
-Te dijeron la verdad, si, te quiero, pero no para eso y nada más… eso, puedo obtenerlo de cualquier otra chica en el momento que se me antojase- dijo acercándose peligrosamente a la boca de la chica- Pero, contigo es diferente, te amo… y deseo mucho más que una sola noche a solas los dos… Mucho más…
Sus labios quedaron suavemente posados en la boca de la chica… parecía como si aquella boca tierna y suave tuviera imán para la suya… un beso lento, profundo… que hablaba de una intimidad intensa… tuvieron el tiempo justo de separarse, antes de que llegaran Naoko y Alicia…
-Ya vienen los jefes… mantengamos la compostura…
Cuando llegaron ellos, se dieron cuenta de que algo había pasado entre Bryan y Ariadna… Al despegar la avioneta, Alicia miró hacia atrás y vio una escena muy tierna…
Ariadna, por haberse levantado de madrugada para hacer su maleta, estaba con sueño y aprovechó para descabezar una siesta mientras regresaban a la capital. Y no encontró mejor almohada que el fuerte y musculoso hombro del coronel Bryan Cornwell Britter, quien había ladeado suavemente su cabeza hacia el lado donde dormitaba la muchacha… besando suavemente su frente.
-Ya está…- dijo Alicia…-Este se le declaró a Ariadna… Espero que antes que ella, lo haya sabido Maryland…
-Bryan no haría nada que pudiera perjudicar a Ariadna… -dijo Naoko- El habló conmigo antes de ir a la oficina de Maryland… Y yo lo sospechaba, desde el rescate, la forma como se preocupo por su desaparición, sin conocerla, como se arrojo detrás de ella para salvarla de ahogarse cuando fuimos a rescatarla… y todo lo demás… Solo le faltaba un empujoncito. Este viaje ha servido para que se revelen muchos secretos.
-Y qué lo digas- dijo la chica con gesto de humor.
Ciudad de Panamá… 12:00 medio día…
Maryland esperaba impaciente… se habían ido antes de los carnavales y regresaban viernes después del miércoles de ceniza… estaba impaciente por saber lo que hablaron con los dirigentes de la Cruzada y de paso, saber si habían reemplazado aquella sesión de fotos que se había malogrado.
La avioneta llegó justo a la hora indicada, doce mediodía… los chicos llegaron bronceados, saludables y más apuestos que nunca… y las chicas, después de una semana tomando sol, haciendo ejercicio y sobre todo descansando, se veían sanas, bronceadas, sin esa palidez enfermiza que tenían cuando ingresaron a los Cascos Alados, producto de la malnutrición y las carencias de todo tipo, hasta emocionales.
-Me alegro de verlos regresar…. Deben estar cansados del viaje…
-Si, estamos cansados, pero contentos, nos hacían falta unos días en la playa…
-Ariadna, cuando desempaques, ven a mi oficina, necesito charlar contigo sobre algo que ocurrió antes de que viajaran… no vayas a imaginarte que es algo malo…
-Si, señora… iré apenas desempaque…
El recorrido hasta el edificio Tower House, fue bastante corto, y todos iban callados…. Billie, por su parte, iría al cuarto de revelado para ver como quedó su trabajo, por que allí, en el Tower House, le habían habilitado un cuartito de revelado… confiaba en poder enviar las fotos a la revista por courier, y de paso, haría duplicados para ellos y para ellas… Se sentía contenta por que había podido hacer su sesión de fotos, en lugar de las que se le habían malogrado…
Al llegar, los chicos fueron a sus habitaciones a bañarse y descansar del viaje… Las chicas desempacaron… Y Ariadna fue a ver a Maryland.
-¿Qué era eso tan importante que tenia que decirme?
-Se trata de que hace unas dos semanas, estuvo el coronel Bryan Cornwell en mi oficina.
-¿Alguna queja?
-No, todo lo contrario… Me dijo que se enamoró de ti, y me preguntó si tenías algún compromiso, en tu tierra… y le dije que tu única prioridad eran tus estudios, que no tenías novio… lo cual fue un alivio para él…
-¿Le dijo algo más?
-Si, que si quería investigarlo, que lo hiciera, que no tenia nada que ocultar… que a él no lo esperaba nadie en Estados Unidos, y que deseaba casarse.
-¿Lo investigó usted?
-Si, fuera de un par de amoríos que no llegaron a nada serio, el chico esta soltero y sin problemas. Ariadna, es un hombre de buena posición económica, tanto con su profesión, como por el lado de su familia… para ti no es precisamente un mal pretendiente.
-Yo no le convengo…
-Eso, que lo decida él. Hija, no sabemos como va a terminar esto, y si se logra nuestro objetivo, y Noriega cae, ustedes son un blanco vulnerable… no podrán quedarse en el país, por que los enemigos de la democracia, se ensañarán con ustedes… no estarían seguras y tendrían que vivir con una espada sobre sus cabezas, en espera de que esta caiga y las parta en dos. De aceptarlo, tendrías oportunidades que en tu país difícilmente tendrías… Y de paso, un marido apuesto, cariñoso, enamorado… que te haría olvidar muchas cosas tristes que a veces, torturan tu cabeza.
Ariadna recordó aquellos besos, que le aflojaban las piernas y que ponían calor en su piel… Se imagino, en una habitación, a solas con él… sintiendo sus besos, sus caricias, ese cuerpo musculoso y fuerte abrigando su cuerpo de niña… aquella intimidad, de la cual, nada sabía… pero que adivinaba sensual, cálida… y se le antojaba intensamente placentera… Suspiró… De aceptarlo, no solo tendría trabajo y estudios asegurados, sino un hogar lleno de amor, de cariño… de entrega, dedicación… y muchas cosas más…
-¿No me dices nada? ¿No te atrae ni un poquito?
Ariadna la miró… y se acercó a la ventana, mirando como volaban las gaviotas, rumbo al mar adentro…
-Maryland, el me gusta… -y se volvió a mirarla- No me mire como escandalizada, se lo que estoy diciendo. Me gusta su aspecto, el sonido de su voz cuando me habla, y tiemblo de solo pensar que pueda caer en manos enemigas y ser torturado… Y si lo mataran, no podría continuar por la vida sin él… No me entiendo… yo nunca me enamoré a primera vista… No tuve tiempo de hablar con mi madre sobre estas cosas… ni tampoco orientación de tipo sexual…
Maryland se acercó a la confundida chica… y le dijo, sentándose frente a ella.
-Se que en estos momentos necesitas el consejo de una madre… y yo las quiero a todas como si fueran hijas mías… Bryan es un buen hombre, no solo en lo económico. Es un hombre sin traumas ni carencias emocionales, que lo pudieran llevar a hacer acciones poco sensatas. Además, sus sentimientos por ti son verdaderos e intensos…
Ariadna recordó el beso que le había dado en aquel bungalow donde habían sacado la última foto. Habían sido besos lentos, expertos, sensuales… que pedían a gritos entrega física y emocional… una entrega que ella temía, por que significaba perder el control de su corazón, hasta ese momento exclusivamente controlado por ella.
-De aceptarlo, tendrías derecho a residir en Estados Unidos, y más que eso, el amor y el cariño de un hombre que te entregara su vida en bandeja, junto con todo lo que posee. No le des la espalda a tu felicidad…
AL DIA SIGUIENTE…
Heini, al igual que Bryan, Terrence y Jonathan se presentaron temprano a la cita en el Oncológico… Al llegar al hospital, pasaron por los mismos pasillos.
-¿De que quería hablarme, señora?- preguntó Heini.
-¿Qué tanto amas a mi hija?
-¿Por qué me pregunta eso?
-Ya me queda poco tiempo de vida, hijo, y mi mayor angustia es que mi hija quede sola y desamparada en un Panamá, que nada tiene de caritativo ante una chiquilla joven y desvalida… temo que me la dañen. Y me gustaría mucho, antes de cerrar mis ojos, verla a tu lado, como tu esposa.
Heini, al escuchar la confesión de aquella madre moribunda, le abrió su corazón.
-Señora… yo amo mucho a su hija… y nada me haría más feliz, que casarme con ella… Se que los alemanes tenemos mala fama, y yo lo entiendo, el pasado Nazi de mi padre, a veces nos ha dificultado las cosas al buscar pareja, pero le aseguro, que no soy como ellos. Nunca he forzado a ninguna chica para que sea mía. Yo creo en que se obtiene más por amor, que por la fuerza.
-Por eso, te pedí que vinieras… quiero que me hagas una promesa… mi última voluntad es que mi hija se quede contigo… se que la amarás mucho y consolarás cuando yo me vaya… prométeme, que vas a protegerla y que vas a hacerla feliz… prométemelo…
La suplica de la enferma fue tan conmovedora, que Heini no pudo evitar recordar a su madre cuando agonizaba ante el llanto desesperado de su padre… que sentía que se le iba la vida con la muerte de su compañera.
-Se lo prometo, señora… descanse tranquila… Me quedaré con su hija… y la voy a hacer feliz…
Igual promesa hacia Terrence , Bryan y Jonathan… al salir del hospital… iban pensativos…
-¿Podremos cumplir con lo que prometimos?
-Tenemos que cumplir, son tres moribundas que han puesto en nuestras manos lo que más aman… sus hijas… Yo, al menos, amo a la mía.
-Y yo –dijo Bryan- Tanto que me cuesta contenerme cuando la tengo cerca… Me cuesta, pero tengo que hacerlo. No quiero que una imprudencia mía nos prive de la presencia de las chicas, más ahora, que tenemos intereses que defender y proteger…
-Quién lo diría… nuestros corazones quedaron prendidos en la tierra de la saloma, el tamborito y el canal… un canal que ha costado tantas vidas, y destrozado otras tantas…
-Lo más probable, es que llamen a mi hermano… la madre de Esmeralda me dijo que quiere verlo, al igual que la madre de Delia, quien quiere ver a Mike.

AL REGRESAR AL EDIFICIO….
A Terrence le extrañó sobremanera encontrar un sobrecito en el suelo, era un sobre amarillo de 6”x 9” , lo abrió y extrajo dos fotos casi del mismo tamaño del sobre… eran las fotos que habían tomado en Contadora… Era una foto sumamente romántica… dentro del sobre había un papelito manuscrito.

Terrence:
Arréglatelas para que Claudia tenga la otra foto. Ya envié las que van para el calendario. Detrás está el mes en que aparecen. Disfrútala y consérvala.
Wilhemina.

Buscó un sobre de idéntico tamaño, y redactó otra notita para Claudia.
Idéntico sobre apareció en la habitación de los demás… que debían arreglárselas para que las chicas las tuvieran. Incluidos las dos parejas que hicieron los dos últimos meses… Esa tarde todas estaban en la Universidad, preparando prematricula. Ya pronto entrarían en la semana Santa… Una semana de reflexión, recordación y sobre todo de penitencia y plegarias.
-¿Dónde iremos a pasar los días santos?
-Con lo de los bancos, estamos un tanto restringidos… pero podremos ir a alguna parte…
-¿Qué tal si vamos a la finca de los tíos de Delia, que tienen casa en Pesé? Allá hacen la semana Santa en vivo.
-Le avisaré a mi tía, para que preparen todo. – dijo Delia. Eso allá es tranquilo, apto para una semana como esta.
Al llegar a sus habitaciones, se encontraron con las fotos del viaje a Contadora, las que les tomaron para el Calendario….
La primera en encontrar la suya fue Claudia. Era una foto hermosa, y Terrence parecía enamorado… tal como si se hubiese casado hacia poco tiempo con ella… una foto romántica y sexy, sin ser vulgar. Había un papelito dentro del sobre

Claudia:
Algún día, esto no será solo una foto trucada…será una hermosa e intensa realidad… te amo.
Terrence Alexander.
Claudia miró la foto una vez más… y sus ojos se llenaron de lágrimas… Solo Dios sabría cuando acabaría esta crisis… el bloqueo económico impuesto por el gobierno norteamericano aquejaba a todos. Un bloqueo que afecto a muchas familias, ya políticamente divididas, no había una barriada donde no botaran a una jovencita de alguna casa, o jovencito, que no tenia otro camino que la delincuencia, la prostitución o la droga.
Ella y sus compañeras tuvieron suerte por que contaban con el cariño de Maryland… Y con el apoyo de Grant Mc Allister. Y económicamente no pasaban trabajos.
Otra que halló su foto bajo la puerta fue Carla… quien miró conmovida la foto, a pesar de ser una foto muy provocativa…
-Heini…. Si pudiera amarte como tú deseas… -suspiró.
Y así, todas fueron encontrando las fotos en la puerta de sus habitaciones, Daniela al ver la suya, perdió la tranquilidad… era la prueba fehaciente de sus sentimientos hacia Sean Arthur… lo que sus ojos expresaban al mirarlo, era una emoción inconfundible. Estaba enamorada, y muy pronto todos lo sabrían.
Miro el sobre, tenia un papel doblado… era una notita, escrita por el propio Sean

Dani:
No luches contra tus sentimientos, perderemos ambos algo que puede ser muy hermoso… te amo y te amare siempre, aunque mi familia se oponga…
Sean

Otra que recibía idéntico sobre era Ariadna… la foto que le habían tomado junto a Bryan decía a las claras los sentimientos que la agitaban por dentro… La foto del beso fue la que pondrían en el mes de octubre.
Vio también una notita en el sobre. Era de Bryan.

Ariadna…
La próxima vez que estemos en un escenario parecido, será cuando seamos marido y mujer. No luches contra lo que sentimos… ha estado allí desde el día del rescate….y cada día crece más y más… te amo profundamente… no lo olvides nunca…
Bryan Arthur.

Naoko, por su parte, prefirió darle personalmente la foto a Alicia… era evidente que no podría estar sin verla.
-Una foto hermosa…- dijo ella al verla- Cualquiera diría que somos una pareja de recién casados.
-Lo sé…- sonrió- Si tu quisieras… sería una hermosa realidad…
Ese martes santo, iban a hacer los preparativos para ir al interior, a la casa de los abuelos de Delia, que eran de la localidad de Pesé. Allí se encontrarían con Altair Adriana, que era de la localidad de San Francisco de la Montaña.
Esa tarde, iban en camino para Santiago de Veraguas, donde pasarían la Semana Santa. La Semana Santa en Vivo, se representa de manera distinta en cada lugar. Hay sitios en los que se hace de noche, mientras que en otros se hace durante el día.
Esta celebración, llena de recogimiento y sabor espiritual, se realizaba gracias al esfuerzo de los grupos juveniles de las parroquias cercanas a la cabecera de provincia, jóvenes que se preparaban durante meses, para ofrecer una representación de los cuadros de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo.
En ocasiones, todos los pasajes entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Pascua de Resurrección se representan en un sólo momento, mientras que en otros lugares se hacen en el día correspondiente. Generalmente, los pasajes representados incluyen desde la entrada de Jesús a Jerusalén, pasando por la Ultima Cena y la Pasión, hasta llegar a la Resurrección.
Llegarían en la tarde, para asistir a la representación del momento en que Judas vendería a Jesús por 30 monedas de plata.
Daniela iba pensativa… aquella foto le había robado la tranquilidad... saberse enamorada de Sean Arthur Morgan, le aterraba, él era un hombre experimentado, que lo sabía todo de la vida… Y que sabía como usar sus atractivos para conseguir que le prestaran atención.
Todavía podía sentir aquella piel suave y tersa bajo sus manos… aquella masculinidad exuberante… aquel beso suave y lento que le había dado… y sobre todo, aquellos brazos rodeando su cintura, ciñéndola a su cuerpo… esa noche no había podido dormir… y en su mente se formaron imágenes de erotismo intenso… algo que nunca sentiría…
Ariadna no se hallaba mejor… pensaba en Bryan y en la foto que le habían tomado… una foto sumamente romántica, sensual, intensa… que hablaba de lo que podría ser un futuro más tranquilo.
Llegaron a Santiago a las cinco de la tarde, justo para ver la representación de la Traición… Sean se acercó a Daniela.
-Has estado muy callada durante todo el viaje…
-Esa foto… me ha mostrado un lado de mí, que me asusta.
El hombre le tomó suavemente la barbilla y la miró a los ojos…
-Daniela… tu temes enamorarte de mi… ¿No es así?
-Sí. Lo temo, nunca he estado enamorada, y temo meterme en problemas. Se dice que una pierde el control de si misma cuando se enamora… tú eres rabiblanco, al menos allá en tu patria… y yo… no soy rica.
-No me saques en cara las diferencias sociales… eso nunca me ha importado… me han presentado a muchas jovencitas de mi condición social, con fortuna propia, algunas y otras, que son herederas, pero no me atraen… como me atraes tú… no me hacen sentir como lo haces tu, no las deseo como te deseo a ti. Dani, por primera vez en mis casi treinta años, me he sentido capaz de tirarlo todo por la borda por una mujer. Y si es por mi padre y mi madre, se iran mucho al cuerno, si no me dejan ser feliz con la mujer que amo.
Al día siguiente, jueves santo, se haría la misa crismal, donde se bendecirían los santos óleos, para ungir a los catecúmenos, a los confirmandos, a los enfermos y a los que se iban a consagrar a la vida sacerdotal.
Todos asistieron a la misa, en la catedral de Santiago, solo se sentía el aroma al incienso eucarístico. Eran momentos para la elevación del espíritu, donde se volvía la mirada a aquel que dio todo por amor a la humanidad. Incluyendo su vida, su sangre y su cuerpo, como manantiales de vida y amor…
Las chicas recurrían a él en momentos de incertidumbre y dolor, dejando a sus pies, penas y lágrimas, corazones deshechos por el dolor y la incomprensión.
Luego de la misa, fueron a almorzar a casa de los abuelos de Delia, y Altair aprovechó para ir a ver a su abuela, en San Francisco de la Montaña.
Esa tarde, dieron un paseo por los alrededores, antes de que comenzara la representación de la Ultima Cena de Nuestro Señor Jesucristo.

Al avanzar la representación, todos ellos vieron brillar lágrimas en cada par de ojos, ojos que ellos amaban por encima de todo…
-Tanto sufrir, para qué…- pensó Sean- No entiendo qué padre puede hacer algo como esto, y quedarse tan tranquilo, como si no hubiese hecho nada. Se ve que no aprecian para nada lo que Dios les ha dado.
Bryan pensaba de manera idéntica a su compañero… viendo a Ariadna que se secaba los ojos con un pañuelo.
-Daría lo que fuera por evitarte tanto sufrimiento… mi amor… no veo por que tienes que sufrir tanto… si todo sale bien, vendrás conmigo a Estados Unidos, como mi esposa…
Al acabar la representación de la Ultima Cena, inició lo que se llamaba la Procesión del Silencio, que rememoraba como los fariseos y los soldados fueron al Monte de los Olivos a prender a Nuestro Señor Jesucristo para llevárselo a Caifás.


Era una procesión exclusivamente para varones, y de la que ellos tomaron parte, siendo seguidos a prudente distancia por las chicas, ya que temían que aprovecharan un momento tan sagrado para armar bronca. Por fortuna, todo mundo se comportó a la altura.
Al regresar a casa de los abuelos de Delia, la señora Eduvina, a quien llamaban Uve, les preguntó como hallaron las actividades del día.
-Ignorábamos que en estas fechas, existiese tanta devoción y recogimiento…
-Si, hijo, en nuestros pueblos de la campiña, las cosas de Dios son sagradas… existen muchas leyendas de gente que no respetaba los días santos, y tuvieron un castigo ejemplar… por ejemplo… la leyenda de un hombre llamado Señiles…
-Cuéntenos esa leyenda- dijo Heini, interesado en el tema al igual que los demás.
- En un caserío perdido en las montañas, vivía un hombre alto y fuerte como un barrigón cuya única pasión era la caza. De un corazón tan grande como su cuerpo había convertido su hogar en un verdadero mercado de carne en donde aliviaban sus necesidades los pobres vecinos de los alrededores. Este hombre jamás iba a la iglesia, excepto el Viernes Santo.
-Era así de desobligado con la Iglesia… con razón…
-Hijo, ponga atención- dijo la señora -En tal festividad, con muestras del más profundo fervor, permanecía arrodillado durante los oficios, y no salía del templo hasta el otro día, después del canto de gloria.
-Por lo menos, un día en la vida, se acordaba de que existía Dios.
-Una vez, no obstante, olvidó su devoción y se fue de cacería un Viernes Santo, a pesar de las súplicas de su mujer y los lloros de todo el pueblo. Desde entonces, más nunca se le vio, aunque a veces se le siente jupiar a los perros y se le han reconocido los pasos.
-Espeluznante, en verdad- se estremeció Jonathan- Eso le pasa al que se burla de las cosas sagradas.
-Desde entonces comenzó la expiación de su pecado. Castigado por quebrantar el mandamiento de la iglesia que ordena santificar las fiestas, vive en la espesura con el cuerpo adaptado a la vida salvaje, y camina sin descanso hora por hora y día por día entre las selvas y montañas para purgar su culpa con una nueva obligación: curar sin descanso día y noche a todos los animales que encuentra heridos o estropeados por la mano del hombre; avisar a los animales los buenos bebederos, los pastaderos meno peligrosos, los lugares más cómodos para dormir; y cuidar todos los Viernes Santos, de reunirlos en un lugar seguro, para ponerles una señal que él solo conoce y que nadie puede ver.
-Me imagino que estará hecho un cavernícola de los tiempos de los hombres de Cromagnon y Neandertal.
-Algo así. Y así, este hombre a quien los cazadores han bautizado con el nombre de Señiles, por esta su misión, de andar señalado a los animales para impedir que sean atrapados, pasa su vida castigado por blasfemo condenado a esta vigilancia continua, a esta revisión sin fin, a este trabajo interminable sin remuneración alguna, por los siglos de los siglos.
-Un castigo merecido para quien comete sacrilegio… Es una historia preciosa- dijo Terrence que quería escuchar una leyenda más – ¡Se sabe alguna otra?
-Esta si que espanta a la gente… hijo, se trata del famoso Padre sin cabeza….
-En Estados Unidos tenemos un cuento de Halloween parecido.
-Hijo, escuche- dijo la señora, sirviendo un pocillo de humeante chocolate- En un tiempo ya lejano, en La Villa de Los Santos sucedían cosas muy extrañas. Entre estas cosas raras se cuenta la aparición del “Padre sin Cabeza”. Salía por los lados de La Cantera, siempre que salía se escuchaba primero una campanilla que sonaba como algo de ultratumba, con un sonido extraño, raro, como si fuese de otro mundo
-Vaya, eso si que da miedo- dijo Carsten mirando hacia la calle del pueblo, ya casi vacía de gente a esa hora.
-Se aparecía comúnmente los Viernes Santos y a veces cualquier otro día a la 12 media noche o medio día, cualquiera que andase a esas horas por La Cantera era seguro que se encontraba con el Padre sin Cabeza y por este motivo La Cantera era mirada con mucho temor por las personas que vivían en ese pueblo y aún hoy se es mirado aquel lugar con temor
-¿Alguno se aventuró a saber quién era realmente?
-Sí, a dos personas que se aventuraron a averiguar quien era, y se llevaron un señor susto –rió la anciana- Todos evitaban pasar por ese lugar pero hubo una mujer llamada Chefa Ñeje que se atrevió ir un día a buscar al Padre sin Cabeza, a la 12 medio día, a las soledades de La Cantera para ver si era cierto esto de la leyenda, cuando de pronto escuchó las campanillas por los matorrales de La Cantera; Y en pocos momentos se le apareció un hombre grande, muy grande, con una sotana negra, larga, agitando una campanilla en la mano derecha y en la mano izquierda una carta que hizo ademán de entregársela; cuando quiso verle la cara se llevo la sorpresa de que era cierta la leyenda de que el padre no tenía cabeza.
-Imagino el susto que se llevo al ver que no tenia cabeza… debió caer desmayada allí mismo.
-Al instante se desmayó y perdió el sentido hasta cuando volvió en sí que no pudo ver nada de donde había visto al Padre. En tiempos modernos se le apareció a Juan de Lita, más o menos en el mismo lugar y a la misma hora que a Chefa Ñeje y ocurrió lo mismo solo que este salió corriendo ala iglesia a rezar.
-Otro incrédulo más… me imagino que a este no le quedaron mas ganas de ponerse a indagar. ¿Sabe realmente quien fue?
-El origen de la historia del Padre sin cabeza se pierde en las noches de tiempos remotos. En La Villa de Los Santos se cree que es el ánima de un Padre misionera que llegó con los conquistadores y que fue decapitado en el Cerro Juan Díaz, cerca de La Cantera. Y se cree que talvez el ánima ha estado tratando de comunicarse en vano con seres queridos dejados en España, por medio de una carta que nadie se ha atrevido a tomar de sus manos; o que quizá ha estado tratando por ese medio de hacer conocer su trágica historia
-No todos los indígenas estaban dispuestos a dejarse catequizar… -dijo Jonathan. –Por eso hicieron eso con él.
-Sea lo que fuere, después de “Juan el de Lita” nadie más ha vuelto ver en Los Santos al Padre sin Cabeza pero hay quienes aún hoy dan su existencia como cosa segura.
-Bella historia… ¿sabe la del pozo de Mariana del Monte? ¿Podría contárnosla?
-Ya no hay tiempo, además ustedes tienen que madrugar…
Se acostaron temprano, aunque las leyendas los habían asustado un poco, las chicas se pusieron a rezar antes de dormir… para ahuyentar los temores a que apareciera el Penitente de la Otra Vida o el Padre sin cabeza.
AL DIA SIGUIENTE…
Todos se reunieron en las Lomas de Pesé, para ver el Vía Crucis… mezclados con el pueblo devoto que asistía a ver el Drama de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo.
Sentados encima de un petate, cada pareja, presenciaban el drama de la Pasión... drama bíblico, que relataba como hace veinte siglos, un hombre cambió el curso de la Historia… dándoles a muchos una fe y una razón para existir.
Todos se dedicaron a observar a sus compañeras que seguían devotamente el desarrollo de aquel Drama.

Eran escenas de profundo sabor y contenido religioso… la fe de un pueblo que a pesar de la crisis política que enfrentaba, volvía su mirada a Dios, implorándole fuerzas para continuar resistiendo aquellos momentos de prueba.
Las chicas oraban por sus madres que languidecían en un hospital, luchando contra una enfermedad que iba ganando terreno en sus gastados organismos.

La forma como lo llevaba y los azotes que le daban al actor que representaba a Nuestro Señor Jesucristo, eran sentidos en el alma de aquellas rebeldes que le pedían fuerzas para continuar con su deber…

Llegó el momento cumbre… la representación de la Crucifixión. El momento que ellas esperaban con ansia, allí si llorarían a mares… como si las lágrimas pudieran lavar aquellas heridas que todas aquellas rebeldes llevaban en su alma…

Altair conocía al actor que hacia de Jesús, era un compañero de estudios, cuyo padre estaba paralítico después de un accidente de trabajo en una construcción en Punta Paitilla… el todos los años, se dejaba azotar, escupir, cargar una cruz, incluso pender de ella casi dos horas y media, por la salud de su padre…
-Excelente la actuación de Juan Manuel… pareciera que fuera el mismísimo Redentor.

-No es por nada pero Juancho debería estudiar arte dramático y no Derecho.

En ese momento, se realizaba el sermón de las siete palabras, donde se recordaban las siete palabras dichas por el Divino Maestro antes de morir… en ese momento, los ojos de las nueve rebeldes eran mares de lágrimas amargas…
-Elohi…Elohi… Lamma Sabactani… (Dios mío, Dios mío… ´¿Por qué me has abandonado?
Un sollozo desesperado, salido de un alma herida y sangrante hizo volver a Bryan la cabeza, Ariadna lloraba inconsolablemente… Al igual que Carla, Claudia y Daniela… eran sollozos provenientes de corazones llenos de dolor, que jamás conocieron la alegría ni el amor…
-Todo esta consumado…
Hasta las más encallecidas, ante el Drama de los Dramas, el drama del parto de la Cristiandad… Parto de sangre y dolor… de sacrificio y entrega… de amor y luz, se conmovían para descubrir corazones llenos de cicatrices y heridas abiertas, una sobre otra… heridas hechas por los que en su momento dijeron amarlas.
-¡Padre mío, en tus manos, encomiendo mi espíritu!- grito antes de morir Jesús.
Un grito desesperado, hizo que Jonathan acudiese al lado de Grazia…que lloraba desconsolada….
-¡Mamá, mamaíta….! ¡Perdóname…! Perdoname!!- y se desmayo, vencida por la emoción y el dolor…
-¡Alguien que me ayude, por favor!- gritó desesperado Jonathan al ver que Grazia iba perdiendo paulatinamente el color del rostro.
-Debe ser el calor que hace, denle aire…
-¿Ella anda sola?
-No, la acompañamos nosotros… -dijo Claudia…
En ese instante se escenificaba el rito del descendimiento…

-Pobre muchacha, quien sabe que será lo que la tiene tan triste, que se ha desmayado…
-Si le pasa algo fatal, no me lo perdonaré jamás…
-Calma, Jonathan, ya esta volviendo en si
En efecto, Grazia, estaba volviendo en sí…
-¿D…dónde estoy?
-Estas aquí, en la loma de Pesé, viendo el drama de la Pasión, te desmayaste después de pegar tres gritos…
-Dios, qué pena- se sonrojó
-No te preocupes, estas sufriendo demasiado, y no lo demuestras, por algún lado tiene que salir eso.
-Ya falta poco para que esto termine… pasado mañana regresamos a la ciudad…

La que hacía el papel de la Virgen Dolorosa era una compañera de trinchera… Rosalba Morales… quien tenia un mes de estar preparándose para hacer un papel fuerte, pero bíblicamente hermoso…
Regresaron a la casa de los abuelos de Delia, pensativos… aquella representación, mas que emotiva y de profundo sabor espiritual, les hizo pensar que a pesar del sufrimiento, del abandono y del dolor, hay que seguir testimoniando amor al mundo y a la humanidad…

Brujita Alex
Aprendiz de bruj@ Senior

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 09/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.