Cuartel del Aquelarre de Brujas Andrew
¿Por qué ser sólo espectador/a, cuando puedes hacer MAGIA junto a nosotros?

¡REGÍSTRATE GRATIS!

FIC - ALMAS REBELDES - II CAPITULO - DIAS ANTES...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FIC - ALMAS REBELDES - II CAPITULO - DIAS ANTES...

Mensaje por Brujita Alex el Sáb Sep 29, 2012 8:56 pm



CAPITULO II

Días antes…


    Terrence estaba aún en la oficina del detective Wisinsky, la grabadora seguía rodando mientras él seguía sumergido en los recuerdos de aquellos tres años, que fueron determinantes no solo en su vida, sino en la vida de aquellas nueve rebeldes…

    25 de agosto 1987: Las chicas estaban pendientes de la asignación que les tocaría….Era un día de particular alegría y también de nerviosismo… ese día harían el último examen de táctica y estrategia, materia de capital importancia para el tipo de labor que desempeñarían… Era una materia netamente física, que requería coordinación, nervios de acero, trabajo en equipo y sobre todo, inteligencia…

    El examen, era un simulacro de secuestro… y sobre todo, un simulacro de rescate, incluía incluso hasta prueba de tiro. Este era un de los exámenes más importantes, luego de ese, se sabría quien era apta para entrar al grupo, y quien no lo era… Por lo general, todas pasaban, gracias al cuidadoso filtro que se hacia al inicio de las inscripciones… De modo que solo quedaban las mejores…

    Claudia Victoria, Carla Cristina, Delia Alejandra, Ariadna Angélica, Fulvia Rebeca, a quien apodaban de cariño MUÑECA, Grazia Regina, Esmeralda Elena, Sonia Judith, a quien le decían Barbie, y Daniela Alejandra., se preparaban para presentar el examen…

    Era un simulacro de rescate, con obstáculos, muñecos rellenos de arena, que pesaban 50 libras cada uno, uno de ellos lo mancharon de sangre para simular un herido… debían liarse a tiros con los secuestradores, que también eran simulados por cartones, y llegar a la meta que era una cabaña construida como base de operaciones… debían hacerlo en un determinado tiempo…

    Las chicas demostraron coordinación, trabajo en equipo, liderazgo, cooperación, destreza, y sobre todo, valentía… cualidades dignas de un Casco Alado…

    Al acabar el examen, lo habían hecho en tiempo record, una hora con catorce minutos y veintiocho segundos… asegurándose una nota de 100 puntos, que equivalía a una A.

    Dentro de cuatro días sería su graduación y quizás les den una misión en esos días… Estaban ansiosas de probar sus habilidades….



    EN WASHINGTON...

    En los pasillos del Departamento de Defensa, se escenificaba una reunión importante… En el despacho del Director del Departamento de Defensa, estaba también el director de la Fuerza Especial Antidrogas, mejor conocida como DEA y el director de la CIA.

    Un grupo de hombres conocido como “The Group”, cuyas siglas en español eran EL GRUPO. Habían sido convocados para llevar a cabo una labor de espionaje… tanto en las filas de las Fuerzas de Defensa como en las filas de la Cruzada Civil… pero, como en toda misión… tendrían que contar con un grupo de escoltas entrenadas…

    En el grupo que se reuniría, estaba Naoko Sawamura, segundo del almirante Grant George Mc Allister… Naoko tenía raíces japonesas, rusas, y un cierto dejo árabe. Tenía unos ojos marrones que podían ser fríos, despiadados, pero también sabían ser tiernos y apasionados.

    En esa reunión, se les diría al grupo, quienes estarían encargadas de la seguridad de ellos en Panamá. Días antes Naoko había estado en uno de los exámenes finales de las chicas, y había constatado que estaban preparadas para una misión difícil…

    Recordaba su propio rescate, recién comenzó la agitación política en contra de Noriega… como Alicia Altamirano Colamarco le había rescatado… a pesar de que ella era entrenadora… aquellos grupos Delta estaban apenas comenzando a formarse solamente hubo dos promociones… ella tuvo que ir, ya que la tercera promoción, estaba todavía en el Centro de Entrenamiento…

    Sonreía con agrado al recordar cuando la visitó en el Centro de Entrenamiento en Isla Naos, para agradecerle su rescate… estaba con uniforme de fatiga, en medio de un examen final… era con el grupo Delta cuatro…

    Era una mujer hermosa… cabello negro, ojos chocolates, de mirar recto y franco… Una figura armónica y adorable, producto de la intensa actividad física que llevaba a cabo como entrenadora de las aspirantes a Cascos Alados… Pero sobre todo, una lealtad a su país a toda prueba, que ponía por encima de lo que fuese, así fuera el sincero amor de un hombre honrado.

    Sí, estaba enamorado sin remedio de aquella panameña, Grant se lo había dicho…

    -Naoko, ten cuidado, esas mujeres son hechiceras… te hechizan con los ojos, con los gestos… después de que se te meten en el alma, es un autentico lío tratar de sacarlas de allí… por algo le dicen que son morenas tumba hombres…

    Y sí, ella lo había derribado en el suelo… y le encadenó el corazón, pero como árabe y ruso, no quería darle a entender lo que sentía… pero estaba siempre allí, cerca de ella… Y a ella no parecía molestarle su presencia…

    No, no parecía molestarle… era una mujer que poco decía en cuanto a sus sentimientos… aunque nunca le negaba nada… siempre y cuando no fuera ilegal.

    Se preguntaba cuanto tiempo podría estar ocultando aquel sentimiento… a veces sentía unos deseos incontenibles de tomarla en sus brazos y besarla apasionadamente, pero se contenía pensando que era la principal dirigente de los Cascos Alados… Si se metía a loco, podía regresar a Hong Kong con las manos vacías… y el corazón destrozado…Maryland era demasiado estricta en esas cosas.

    Sabia también, que Alicia tenía su propia tragedia personal… una madre en el Instituto Oncológico Nacional, que estaba luchando contra un cáncer linfático… y esa era la manera como ella pagaba su tratamiento… Un tratamiento caro… y la admiraba más por ello…

    Ahora, en Washington, la extrañaba terriblemente… Extrañaba su mirada… su voz, sus gestos… su presencia… y pensaba que sería hermoso tenerla con él para siempre… pero, eran solo sueños… ella ignoraba las pasiones que había desencadenado en el hombre… y el sentimiento de amor que el escondía en su ardiente y temperamental corazón.

    Miró el reloj, eran las cinco de la tarde. Dentro de quince minutos daría inicio a aquella reunión. En ese momento, un Volvo, negro con las siglas de la Naval, llegaba al lugar… De ese auto descendió un hombre de unos treinta años… era el coronel Terrence Alexander Andrew quien dirigía al GRUPO, era un hombre muy atractivo, alto, con unas canas blanqueando sus sienes, interesante, de cuerpo atlético… ojos muy azules, como los de su padre , decía su madre que él había heredado todo lo físico de su padre… Incluso el carácter… solo que él no se consideraba un rebelde…

    A ese auto siguieron otros idénticos… los integrantes de EL GRUPO, iban llegando… eran nueve… y todos tenían vinculo de parentesco entre sí… por ejemplo…los hermanos Richard y Michael Hogan Hamilton, eran primos de Terrence, los hermanos Tirpitz, también , de hecho, su hermano menor Anthony James, mejor conocido como A. J también formaba parte de ese grupo al igual que su mano derecha y segundo al mando Bryan Arthur Cornwell Britter, primo suyo también… Y el tercero al mando, era el único que no era pariente del grupo, era Sean Arthur Morgan Winthrop quien era conocido por ser el James Bond del grupo.

    Al llegar todos, llegó también el jefe de la CIA y el Secretario de Estado…Donald Rumsfeld, en esos momentos la situación era bastante seria… en Panamá… después de las declaraciones de Roberto M. Díaz Herrera, se había conformado un grupo de valientes mujeres que se encargaban de la seguridad de todos los que apoyarían a los civilistas, de prevenir atentados y secuestros que pudieran comprometer sus vidas…

    -Buenas noches, señores…

    -Buenas noches, señor Rumsfeld.

    -No creo necesario decirles la razón por las cuales están aquí… Ya saben sobre las declaraciones del coronel Díaz Herrera, y el indictment que le tienen al general Noriega, creo que tampoco, desconocen la formación de la Cruzada Civilista… ni los atentados sufridos por norteamericanos en Panamá…

    La misión de ellos era infiltrarse en el país, mezclarse tanto con los dirigentes de la Cruzada y con los efectivos de las Fuerzas de Defensa… Solo que para prevenir atentados, debian ser custodiados por un grupo de valientes mujeres… comandadas por Maryland Ainsworth.

    Ya Terrence conocía a los Cascos Alados… ya que era amigo de Naoko Sawamura desde hacia tiempo. Conocía su formación desde el mismo día en que Díaz Herrera habló… La perspectiva de ir a Panamá, le parecía un cambio agradable… y quería comprobar si era cierto que la mujer panameña era una mujer tan especial que rendía a cualquier hombre…

    El sabía de los sentimientos de su amigo por Alicia Alejandra. No conocía a la chica, pero tal como su amigo la describió, ya deseaba conocerla. No solo a ella, sino a alguna de las valientes que ella entrenaba.

    Luego de aquella introducción, se les dio un sobre con las fichas técnicas de las chicas… todas eran graduandas del ultimo curso de entrenamiento…que era el número dieciséis. Ese sobre debían abrirlo, en Panamá, cuando ya hicieran el contacto con la gente de la señorita Ainsworth… Nuestra partida estaba programada para el doce de septiembre y nuestro arribo sería al día siguiente, trece. Nos daban tiempo suficiente para realizar todos los trámites que debían hacer.

    Naoko debía adelantarse, ya que las chicas se graduaban e 27 de agosto. Y tenia que coordinar cosas con Alicia….

    Al terminar la reunión… me acerqué a mi amigo… se le notaba la alegría de volver a Panamá, y estar cerca de la mujer que amaba…

    -Ya veo por qué vas tan seguido a Panamá… amigo, andas enamorado…

    -Se me nota demasiado…-dijo Naoko con una tímida sonrisa- Pero ella no me hace caso… o finge no saber lo que me pasa…

    -Naoko, ya es tiempo que le digas lo que sientes… ese orgullo ruso y árabe, está costándote tu felicidad…

    -Lo sé, amigo… pero no quiero pasar por un rechazo…

    -Tú temes un rechazo… si te he visto como eres con las mujeres… te las pintas solo para que te hagan caso… Tú no eres el tipo de hombre que se conforma con un amor platónico.

    -No te creas… con cualquier otra no hubiera sido tan considerado… ésta me ha volteado la vida al revés… Hermano, en Panamá todas son hechiceras… tienen una dulce brujería en la sangre y en la piel, que se te mete en el cuerpo… ya te toco el hombro si eres hechizado por una muchacha de ese país…

    -Ya me das envidia….-rió con humor…

    -Búrlate, después no te quejes si una de esas chicas te enreda el corazón…

    Y lo decía en serio, por que nada lo había preparado para lo que encontraría un par de días después… Entretanto, Sean Arthur hablaba por teléfono con una mujer, su hermana Wilhemina que era directora de una revista exclusiva para mujeres, al estilo Playgirl… pero con un contenido variado, además de los pictorial y las paginas centrales, donde habían ejemplares masculinos que le hacían agua la boca a cualquier mujer joven con sangre en las venas.

    -Ya está todo cubierto, eh, Billy?

    -Sí, ahora espero que tus amigos no se echen para atrás… recuerda que ese viaje va a ser costoso… y no va a ser fácil buscar locaciones…

    -Tengo una buena noticia para ti… nos envian a Panamá, así que ese viaje servirá para lo que queremos…

    -No me gusta nada ese tono confidencial… me temo que es otra de esas misiones en las que participas…

    -Si, sabes la situación en que está Panamá, ahora mismo… La misión es allá, asi que seria perfecto que lleguemos antes. Nos tomas las fotos…Y nadie sabrá a qué vinimos…

    -Habla con tus amigos… haré los arreglos.

    Sean era el espía del grupo… y también algo mujeriego, como los otros, mientras no llegara aquella que realmente le impresionara.


    ENTRETANTO… EN ISLA NAOS…

    Ya faltaba poco para que las chicas se graduaran. Alicia se sentía satisfecha... pero algo le inquietaba…. Su inquietud se llamaba Naoko Sawamura.

    Naoko Sawamura, era de ascendencia japonesa, tenia algo de ruso (tártaro) y algo de árabe. Sus ojos de mirada penetrante, hacían bajar la vista a cualquiera… incluso a ella, que se consideraba a sus veintisiete años inmune a los encantos masculinos… y no era lesbiana ni mucho menos… le gustaban los hombres apuestos, pero siendo una cerebrito, consideraba que nunca se fijarían en alguien con tan poco mundo… cosa que no era cierta, ya que era una muchacha muy hermosa.

    Su sonrisa, a veces cínica, irónica y desdeñosa, se hacia tierna y seductora cuando ella estaba presente, de él se sabia que había enviudado joven, ya que su esposa murió en un accidente de tráfico, en el Japón, no había perdido la habilidad de conquistar…

    Alicia arrastraba un desengaño a cuestas… a sus 27 años estuvo a punto de casarse con un hombre que la dejó plantada para casarse con su mejor amiga… En lugar de dejarse morir, ingresó a los Cascos Alados, de manera que era de las integrantes del primer grupo… pero viendo sus dotes como instructora, Maryland determinó que ella no iría a misión, sino que se dedicaría a entrenar a las chicas.

    Pero cuando estaba entrenando al último grupo, que era el Delta cuatro, se presentó una emergencia… y no tuvieron más remedio que enviarla a misión, aun sin haber puesto el examen final… se trataba del grupo de Naoko, conformado por varios SEALS que habian sido karatekas… lo que nadie le dijo era que aquel japonés, era tan apuesto… y tenia esa raza tan mezclada que quien lo miraba no lo tomaba por japonés.

    La que le viese, pensaría que el actor de Hollywood Yul Brynner nunca falleció… por el parecido de Naoko con él. A pesar de su calvicie tenia unos ojos que parecían traspasarle el alma a cualquier mujer… su sonrisa, que pocas veces afloraba a su masculina boca, era cínica, desdeñosa, irónica, a veces… pero delante de Alicia Altamirano Colamarco, se tornaba sexy, sensual, provocativa… tierna y cariñosa… debía reconocerlo, no le podía negar nada. Y le molestaba, por que reconocía que podía salir herido o muerto… y su deber era protegerle, no dejarle hacer lo que le diera la gana.

    No habia Casco Alado que aceptase semejante asignación. Ahora intentarían por enésima vez, ponerle una escolta… y la unica que tenia a mano, que podía domar ese caballo bronco, era Alicia Alejandra Altamirano Colamarco.

    -No tengo más remedio- dijo Maryland con frustración- los otros grupos están apenas iniciando entrenamiento… si mando a un grupo inexperto, corremos todos peligro.

    -Eso es asesino, Alicia entrena bien, pero ponerla en una misión de rescate y con ese japonés al que todos los rayos se lleven, es suicida.

    -Suicida o no, Grant…, es la única alternativa… No tengo más remedio…. Quizás funcione.

    Y contrario a todas las apuestas de que no durarían juntos un mes… ya llevaban casi cuatro. Habia sido secuestrado… junto con tres compañeros suyos, y Alicia tomó medidas.

    -Hay que buscarlos…

    -¿Cómo, Alicia?

    -Ya… Irina Isabel fue al aeropuerto, tiene el número de matrícula del auto, que se lo llevó, y pronto sabremos quién lo tiene… Luego pensaremos en la estrategia…

    Alicia era una mujer valiente… sabía que los minutos contaban… Irina, Rosa Elena, Ana Mariela, y Yariela Rebeca eran un grupo de chicas bien entrenadas… tanto que les dijo-

    -Consideren esta misión como su examen final. No tendre tiempo de colocarles la prueba… lo que aprendieron tendrán que aplicarlo en el campo… Ya se sabe en donde están… es de noche, de modo que procederemos… alistense, y saldremos de inmediato… ya saben… 99% de fracasar y 1% de salir triunfantes… se necesitará de todos nuestros sentidos… si nos descubren, no podemos dejar a nadie con vida… excepto los que fuimos a rescatar.

    -De acuerdo, profesora…-dijeron las chicas.

    Mientras iban en un Nissan Urvan, ella estaba nerviosa, esperaba que la aplicación de todas las enseñanzas impartidas a tantas chicas, pudiera ella sacarlas a la práctica… sin errores.

    Y tampoco ayudaba lo que se decía de los japoneses… a ellos no les agradaba que una mujer los defendiera… eran sumamente machistas en ese aspecto, pero primero era el deber… no los estereotipos.

    -¿Con temor, profesora?

    -Algo, Yariela. No hay remedio… todos los grupos tienen asignación excepto ustedes… Tendremos que arreglárnoslas solas.

    -¿Y si los torturan? Pueden estar en peligro.

    -Lo pensé… no me seduce la idea, aunque no le conozca…

    El lugar donde los tenían, estaba cerca del final de la bahía, cerca del muelle fiscal. Tendrían que hacer maromas, circo y trapecio… para sacarlos… y no le agradaba la idea.

    Ágilmente, Alicia se descolgó por la baranda que daba a la bahía… por el lado de la rampa… esa noche había marea alta y debía nadar para llegar al lugar donde los tenían… al igual que sus otras compañeras… Se encontraron con Angel Esperanza, Olga María , Anayansi, y Sofía Cristina.

    -Bueno… tenemos apoyo, sortearemos las piedras y trataremos de que la marea no nos lleve… este mar esta picante… puede haber tormenta…

    -Avisaremos al Pedrarias II, y a las lanchas patrulleras por radio…

    -Lo haré- dijo Olga María…

    Mientras subían por el muro, Alicia pensaba en como sería Naoko, rezaba para que no lo hubieran torturado…
    Llegaron a una pequeña choza… Alicia se arrojó al suelo…

    -No veo luz…

    -No hay que fiarse, iremos agachadas… traten de no resbalarse…

    Momentos de suprema tensión… y suspenso… Alicia parecía un SEAL… se asomó y miró a un lado y otro…

    -Veo una silueta sentada… debe ser uno de los secuestradores…

    -¿Les caemos?

    -No sería prudente… aunque si lo hiciéramos, somos muchas contra un solo guardia… incluso en armas… Yo daré la señal…

    Esperaron un par de minutos, cuando Alicia dio la señal… para que entraran… lo hicieron, llevándose por delante a tres batalloneros… Naoko estaba golpeado, inconsciente, pero vivo…

    -Está muy golpeado, Alicia…

    -Llama a la lancha… nos lo llevaremos por mar al igual que los otros…

    Y lo hicieron, al llegar a una cala oculta en el Monumento a Balboa… las esperaba una ambulancia para y se lo llevaron, al Gorgas.

    -Una vez más, cumplimos con lo prometido…

    -Sí… una vez más…

    Naoko se recuperó de sus heridas… y quiso saber quien le rescató… Grant Mc Allister le dijo quien habia liderizado la operación…

    -Es una muchacha… tiene veintisiete años… se llama Alicia Alejandra Altamirano Colamarco… entrena a las reclutas de los Cascos Alados… no la habíamos probado en una misión, por que la creíamos mejor en el campo de la enseñanza… Pero, resulto, paradójicamente….

    -Quiero verla…-dijo con urgencia… deseaba verla para agradecerle apropiadamente el haberlo rescatado.

    -Naoko, no lo creo prudente. Ella está entrenando al ultimo grupo de chicas… esta muy lejos… Y no estas en condiciones de aguantar una travesía en lancha…

    -Apenas me levante de esta cama, ire a presentarme… que me conozca y verla… Deseo agradecerle el rescate…

    Y así fue, una tarde, Alicia entrenaba a las chicas que serían parte de la reserva, cuando… una de las aladas que entrenaba se acercó alarmada.

    -Alicia… te buscan en recepción…

    -¿Quién?

    -Un uniformado… viste uniforme de marino, blanco, de gala… creo que se trata del tal Sawamura…

    -¿Qué?? – Dijo alarmada- ¡Dios mío y yo en estas fachas!- dijo mirando su uniforme de fatiga…

    -Sí, corre a ducharte y cambiarte de ropa, no debe verte así…No le hagas esperar…

    -Cuídame a las chicas mientras yo regreso…

    Y echó a correr rumbo a las habitaciones del cuartel en Naos… Ya duchada y vestida con el uniforme de los Cascos Alados… fue a verlo, estaba en una salita del cuartel de entrenamiento… estaba mirando por una ventana el panorama de una de las Maravillas del Mundo Moderno… El Canal de Panamá, que tanta sangre, tanto dolor y tanto rencor había causado… Su fino olfato percibió un grato perfume a rosas y vainilla…se volvió para contemplar una agradable visión… su mirada subió desde unos zapatos de charol negro y tacón alto, unas piernas que darían envidia a una Miss Universo, una falda tres cuartos, una figura armónica… y por fin, vio el rostro de la dueña de tanta belleza… unos ojos negros, brujos, gitanos… que hablaban de pasión, de sentimientos profundos y vehementes… sonrió con provocación…

    -Usted debe ser Alicia Altamirano Colamarco…

    -Si, soy yo… usted debe ser el Coronel Sawamura, supongo.

    La miró de arriba abajo… el uniforme le sentaba maravillosamente, falda a cuadros negros, blusa blanca y chaleco rojo… una mujer bella…

    -Si, soy yo… deseaba conocer a la valiente que me rescató y expresarle mi agradecimiento por ello.

    Recordó el sonrojo de sus mejillas cuando el militar se llevó una de sus manos a los labios, depositando en ella un beso, en un gesto muy francés de caballerosidad y galantería. Ella le sostuvo valientemente la mirada…

    -No fue nada, coronel… era mi responsabilidad… eso nunca debió darse…

    -No se culpe- sonrió…. –Yo no avisé… mi llegada, y usted no es adivina… Se que usted es la encargada de entrenar a las chicas…

    -Maryland dice que soy buena como instructora… y ya me probé en acción, así que hago lo que enseño…Al principio, Maryland no estaba muy convencida, pero todo salio bien…

    -Alicia… desearía contar con su amistad… en este lugar no conozco a nadie, y me gustaría hacer amigos…

    -No tengo inconveniente-.dijo- Lo llevare a los lugares turísticos de la ciudad… de todas formas tengo que escoltarle…

    En sus recuerdos aquella mirada… que no se apartaba de su mente… tenia un telegrama en sus manos en el que le informaba el resultado de la reunión y que traería las fichas de los integrantes de The Group, para que las chicas asignadas lo tuvieran y lo estudiaran… Y que regresaría al día siguiente a primera hora… lo cual era un alivio, por que ya lo extrañaba…

    Terrence seguía hablando, mientras la cinta seguía corriendo… en la oficina del detective Wysinski.


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



Aquí estuvo el fantasma [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Brujita Alex
Aprendiz de bruj@ Senior

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 09/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: FIC - ALMAS REBELDES - II CAPITULO - DIAS ANTES...

Mensaje por Little Pen el Lun Ene 07, 2013 3:28 pm


Editado el segundo capítulo y enlazado con el índice en el primer capítulo. consejo
avatar
Little Pen
Bruja experimentada

Cargo : Administradora y Co-fundadora


Mensajes : 2621
Fecha de inscripción : 23/12/2011
Edad : 41
Localización : Entre chocolates

http://sensualis.deviantart.com/gallery/?catpath=/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.