Cuartel del Aquelarre de Brujas Andrew
¿Por qué ser sólo espectador/a, cuando puedes hacer MAGIA junto a nosotros?

¡REGÍSTRATE GRATIS!

FIC - ALMAS REBELDES - CAPITULO V - SOSPECHAS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FIC - ALMAS REBELDES - CAPITULO V - SOSPECHAS

Mensaje por Brujita Alex el Sáb Sep 29, 2012 9:12 pm



    CAPITULO V
    Sospechas…


    Terrence llegó a la oficina del detective Wisinsky, para continuar con su relato, la grabadora seguía rodando mientras él seguía sumergido en los recuerdos de aquellos tres años, que fueron determinantes no solo en su vida, sino en la vida de aquellas ocho rebeldes…

    24 de septiembre 1987 08:00 hrs… Claudia estaba en ese momento en la sala de faxes, esperando que le enviaran un fax del Southcom con la información que pidió sobre Terrence… ella era la más preocupada por lo ocurrido la noche anterior…Ya que la ficha técnica, no tenia muchos detalles.

    Por fin, un pitido de uno de los faxes, le dio a entender que pronto llegaría la comunicación que esperaba. Le llegaron veintidós paginas… en ella iba toda la información sobre el coronel Terrence Alexander Andrew White. En diez páginas la información personal, que incluía la historia del accidente en que murió su padre en 1945. Su padre era el almirante Terrence Grewm Grandchester , el grado de almirante fue concedido en homenaje póst mortem, en agradecimiento a su destacada participación en la Segunda Guerra.

    Había sido adoptado por el matrimonio Andrew, gracias a la amistad que lo unía al almirante Albert Andrew y a su esposa, la teniente Candice White, enfermera jefe del pabellón quirúrgico en el hospital militar en Betesda, también heroína de guerra… ambos eran fallecidos recientemente… En cuanto a historial sentimental, había tenido algunos amoríos, pero nada verdaderamente serio.

    Lo de la revista fue un trato entre el hermano de Bellmarie, el coronel Sean Morgan, quien era amigo personal de Terrence y de Heinrich, y les propuso aquella idea.

    Pero aquellas fotos, no saldrían debido a la escaramuza de la noche anterior, el Comando debía pagarle a la fotógrafa e indemnizar a la revista, o en caso contrario, buscar una locación donde pudieran tomar dichas fotos. Y la segunda opción era la más potable.

    Interrumpió su lectura, la llegada de Carla. Ella también iba a recabar información sobre Heinrich Tirpitz. Y estaba preocupada. A la tal Billie no se la quitarían de encima fácilmente…

    -Tú también vienes a investigar quien es tu asignación…

    -En estos casos se entrega la ficha técnica, pero me temo, que por ser hijos de héroes de guerra, no se dan muchos detalles, pero como ellos metieron el patón hasta la ingle, nos tenemos que ver obligadas a pedir la información por fax, a falta de datos sobre ellos. Y no es por interés personal.

    -¿Tienes la nota que debes cursar para pedirla?

    -Sí. Aquí está.

    La envié y luego de algunos minutos, la confirmación llegó junto con la información requerida… Eran casi la misma cantidad de páginas… solo que en las ultimas, donde estaba la información personal hablaba de lo que había sido el padre de Heini y de Carsten, los hermanos de Giuliana María.

    -El padre de Heini formo parte de las SS GESTAPO, de la Alemania Nazi… vaya… no me lo esperaba- dijo Carla- veremos que más tiene que decirse de semejante prenda…

    La siguiente información se trataba de la Operación Valkiria. El había participado, en esa operación, por lo cual lo buscaban para matarlo, fue en ese momento que el tomó la decisión de pasarse al bando de los Aliados, convirtiéndose en inmigrante… Militar de carrera, estuvo encargado de la seguridad de las empresas Andrew hasta que se jubiló… dándoles a sus hijos una carrera militar… Carsten era piloto naval y Heinrich estaba en la sección de Contrainteligencia… Heinrich había heredado la apostura y prestancia de su padre, el cual había fallecido hacia dos años, después de la muerte de la esposa y madre de Heini y Carsten, victima de un cáncer Terminal.

    En cuanto a amores, era un hombre experimentado, aunque con ese porte, esa cara y esos ojos, ninguna mujer en su sano juicio, se resistiría… Pero, contrario a lo que se pensaba y a lo que se había visto en aquella fallida sesión de fotos, era un hombre serio en cuanto a amores…la que conquistara su corazón, sería para siempre su dueña y señora, igual era su hermano menor, Carsten Gerhardt.

    -Te quedaste muda, Carla. – dijo al verla mudar de color…

    -Es… un tipo peligroso… pero igual tengo que protegerle.

    -¿Pronto vendrán las demás a buscar su información?

    -Sí-… yo me llevaré la mía…

    Carla salio, dejándome sola en la sala de faxes. Iba muy pálida… y podría saber por qué

    Pasó por el área de gimnasio, y vio a Heini, en una sesión de kickboxing. Se detuvo involuntariamente para contemplarle…

    El estaba totalmente distraído… llevaba pantalón azul, con un distintivo de la Marina, una camiseta tank celeste, empapada de sudor, la cual dejaba entrever un torso atlético, de músculos marcados, un pecho fuerte, torneado, y unos brazos atléticos, musculosos pero no exagerados… Carla sintió que se le quemaban las mejillas… De cabello castaño claro, que en ese momento estaba húmedo de sudor y unos ojos azules que invitaban a perderse en ellos…

    No supo cuanto tiempo estuvo contemplándolo hasta que una voz divertida la sacó de su embeleso…

    -¿Contemplando el panorama, Carlita?

    -¿Eh? Ah, eres tú, Aiko…No te oí llegar.

    Aiko Evangelina formaba parte de Delta cinco… y era francotiradora como Grazia Rivadeneira, una de las que entró disparando… Aiko era una chica de estatura mediana, cabello castaño oscuro y ojos color miel.

    -Están como quieren, verdad?

    -Sí… lo que nos toco en suerte no es como para andar despreocupado.

    -¿Es cierto lo que oí por allí? ¿Que son parientes de las jefes?

    -Si, no te dijeron mal… Son parientes de los jefes, dos de ellos son primos de Stephanie, los otros son parientes lejanos… El último, que es Sean Morgan, es pariente de la fotógrafa que estaba tomando las fotos cuando nosotras irrumpimos… tenemos que quedar bien… no es fácil.

    -Lo mismo pasa con Delta Uno, delta Siete, delta Once y ahora ustedes… Delta Uno, sabes que lo comanda Adalgisa Salinas… el coronel Steve Mc Garrett y su grupo. Delta siete, es el grupo de Adelina Alejandra, en esos esta el coronel Tom Ryan, delta once, es el de Altair Adriana y su asignación es el coronel Leroy Jethro Gibbs. Y ahora ustedes… Son grupos élite… como dice la señora Ainsworth, y ni que decir de delta tres y delta ocho, que es el mío… todos son importantes…

    -Y me imagino que todos son impresionantes…

    -Si, aquí no hay un solo feo… es como si fuera un examen de control hormonal… -rió Aiko.

    -Tu y tus comentarios decadentes… eso es tanto como si te los imaginaras en paños menores… y ya mi grupo pasó por eso…

    -Por cierto, quien es la cacatúa que vino con ustedes… No me digas que esa es la fotógrafa de Palace of Pleasures… y Hunky Men… Con razón el escándalo…

    -Esa mujer no se mide, sabe que no conoce bien este país y en la situación en que está ahora, no es para andar buscando locaciones para fotos, cuando estos hombres se pueden convertir en blancos humanos fáciles para la gente de Noriega… Es triste, pero es así. Lo de ayer hubiera terminado muy feo, si nosotras no llegamos. Y con Ariadna desaparecida, todos son sospechosos…

    -Por cierto… la señora Ainsworth estaba hablando de un mensaje que no llegó a ustedes, parece que si avisaron que se había adelantado la llegada de estos muñecos…, solo que alguien la interceptó… tal vez con propósitos siniestros…Y que la encargada de avisar era Ariadna…

    -Si eso es así, entonces… ¿Qué hicieron con ella? No quiero ni pensarlo… -dijo haciendo una mueca de terror.

    -A saber… si la atrapó la gente de Nivaldo Madriñán, debe estar en la bahía de Panamá, siendo pasto de los tiburones, o tirado en cualquier monte, decapitado, como hicieron con Hugo Spadafora. O en el peor de los casos, pudo haber sido estuprada.

    -Hay que buscarlo… o buscarla… puede ser que sea de nuestra gente, y no se le puede dejar abandonado a su suerte… aunque se debe hacer, cuando la misión peligra.

    -No lo creo, Alicia es muy estricta en cuanto a la solidaridad de cuerpo, y no tolera este tipo de falta… Yo creo que fue de la gente de ellos…Aunque, tampoco se descarta la posibilidad de un rapto…

    -Tampoco, no creo que Noriega sea estúpido para hacer eso, con los problemas que tiene ahora mismo… matar a un gringo ahora, es decirle a Reagan, ven por mí, te estoy esperando… No, no lo creo tampoco… Y si fue una de las nuestras, ni pensar en lo que le harán…

    -Yo solo te adelanto lo que nos dijeron… Hay que buscar a esa persona, quien quiera que esta sea.

    -Gracias por el dato, esperaré a que nos llamen y nos digan lo que pasó… Sospecho, que esta cosa, no ocurrió por casualidad… Esto lo hicieron para matar a dos pájaros de un solo disparo…

    Y no se equivocaba… pronto sabríamos que precisamente el mensaje fue interceptado, y que una de nuestras compañeras estaba en peligro… y en un serio peligro…

    Esa noche, Claudia bajó a la farmacia cercana a comprar una libreta que necesitaba para sus clases en la Universidad, cuando en el estanco de las revistas en ingles encontró algo que llamó poderosamente su atención…La última edición de la revista de mujeres Hunky Men… En la misma, una vista panorámica de la bahía de Panamá, y en un balcón de uno de los edificios estaba Terrence Alexander Andrew, saliendo de un jacuzzi, cubierto de espuma…

    -A pesar del rubor que le dio ver esas instantáneas, Claudia compró la revista… Y la llevo para verla junto con sus compañeras…

    Al llegar, Maryland las cito en el salón de conferencias con sus respectivas asignaciones…

    -Los llamé, por que ya hicimos una investigación por lo sucedido anoche… lo ocurrido, no debió pasar… y de haber ocurrido, hubiéramos estado prevenidas… De la sesión de fotos se sabía, solo que el mensajero que debió transmitir el mensaje… de advertencia, desapareció sin dejar rastro. Y la nota, no se encuentra…

    Se miraron unos a otros… nadie conocía al mensajero… Terrence pidió permiso para hablar…

    -A nosotros no nos informaron eso. Ni Grant sabía que vendríamos. La fecha de nuestro arribo a Panamá era el 24 de octubre, no ahora… nosotros llegamos antes por que queríamos visitar ciertos lugares… muy afamados por las guías turísticas. Y por la sesión de fotos… que por cierto, ya deben haber salido las pocas que nos tomaron antes de que ustedes llegaran, disparando en el mejor estilo de los Intocables…

    -¿A que grupo pertenecerá ese mensajero…? -preguntó Carsten… -si es una de ustedes, estará en un serio peligro, o en el peor de los casos, tal vez muerta. Y no creo que hubiera sido uno de nuestros hombres… por que inmediatamente se hubiera comunicado con Naoko o con Grant.

    -Eso es lo que estamos tratando de indagar… Hasta Billie Morgan esta como sospechosa de ese rapto… hasta que demuestre lo contrario. Por el momento, no tenemos más informes... Giuliana y Stephanie están investigando, y ya hay algunas pistas, este es un asunto enojoso que intentaremos resolver lo antes posible… Chicas, si se trata de una de las nuestras, tendremos que salir a rescate… Deben mantenerse en estado de alerta.

    -¿Podemos unirnos a la investigación?- dijo Richard Hogan III.

    -Si desean… yo se que ustedes son las más interesadas en que esto se resuelva… pero no se arriesguen innecesariamente, y no hagan locuras… esto debe manejarse de la manera más discreta que se pueda… recuerden… nadie descubre la identidad de un Casco Alado y vive para contarlo. Y ustedes son un blanco fácil, por ser quiénes son… que Alicia decida… si los llevan o no.

    Y salieron del salón de conferencias… Terrence iba pensando en lo que le dijo Maryland… un mensajero… o mensajera… y lo segundo era mucho más fácil que lo primero… ya que si hubiera sido uno de sus hombres, se hubiera comunicado con Grant Mc Allister…

    Claudia también pensaba del mismo modo, un marino no conocía Panamá, solo hubiera podido ser si hubiera pertenecido a los zonian… pero no, este mensajero debía pertenecer al grupo de Cascos Alados… pero ¿Quién?

    -¿Está pensando lo mismo que yo, verdad?

    -Sí, si hubiera sido uno de ustedes, se hubiera comunicado con los altos mandos primero, antes de actuar, y tampoco es muy creíble, por que ustedes no conocen Panamá. Nosotras sí.

    -Ustedes tienen poco tiempo de haber completado un curso en la Isla Naos… ¿Cuántas lo pasaron?

    -Todas… De ahí salio Delta 16 y el Delta 17. Nosotras éramos… -se quedó un rato pensando- Tiene razón… éramos nueve… falta una de nosotras… A menos que esté errada…

    Claudia lo miró… solo había una persona que tenia la lista de las que se habían graduado… Alicia Altamirano…

    Alicia les proporcionó la lista… y al leerla se detuvo en un nombre… Ariadna Angélica Luján. Era parte del grupo, solo que ella entro casi en la mitad del curso…

    -Recuerdo que ella se quedó en el aeropuerto… nosotras nos adelantamos… fue cuando supimos que ellos ya llevaban varios días en el país… y esa fue la última vez que la vieron… se había esfumado… Una funcionaria de aduanas, que trabaja en el aeropuerto, la vio salir en una motocicleta, detrás de los autos que los llevaban. En el edificio donde se tomaron las fotos, un hombre que vivía en el edificio, les proporcionó, el número de matrícula del auto que se la llevó.

    Solo había un significado para eso… la habían secuestrado… Y eso no era muy alentador… también hacían falta pruebas de que el mensaje fue interceptado… ya habían hablado con el personal del aeropuerto y la gente del edificio donde iban a fotografiarlos. Y uno de los vecinos les proporcionó la matrícula del auto en que se la llevaron… solo faltaba la confirmación de la Dirección de Tránsito.

    El tiempo era determinante… mientras tanto, ellos se reunieron para hablar sobre lo ocurrido el día anterior…

    -Son bomboncitos nada despreciables…-dijo Carsten. –Yo estoy encantado con la que me tocó…

    -Recuerda que no podemos dárnoslas de locos…- dijo Terrence- A mi me encanta la que me tocó…

    -Se nota….la mirabas con una clase de ojos durante la cena anoche…

    -Maryland nos dijo que no va a dejar que ninguno se propase con ellas. – Dijo Heini- Y me pienso encargar que este hatajo de salvajes, no hagan una locura… A mí me encanta la mía… pero debo demostrar que soy un caballero. Mi padre fue lo que fue en su juventud, pero yo no tengo que seguir los pasos. Y el cambió mucho… era muy atento con mamá… asi que si veo algo raro, Terrence, yo mismo se lo pongo en bandeja a la Miss Ainsworth aunque en esa me vaya yo, también.

    La perorata de Heini, no cayo en saco roto… todos sabían quienes eran los jefes en el grupo. Wilhemina por su parte salía de su cita con Maryland… no parecía contenta.

    -¿Qué pasó?

    -Nada, no voy a poder moverme de aquí hasta que la que se llevaron aparezca…-dijo con gesto de frustración. –Dicen que yo tengo que ver en esa desaparición.

    -¿Y sabes donde la tienen?- le preguntó Carsten.

    -No. Ni siquiera se quien es la chica… y como me dijeron que están las cosas, más vale que aparezca pronto, sana y salva… por que cada hora que este desaparecida significa una hora menos de vida…

    En ese momento, Claudia salía de su habitación después de una larga sesión de estudio, los ojos le ardían… Ella era la más preocupada, conocía como eran los marinos… Una vez fue a una recepción en la embajada americana y a duras penas pudo quitarse de encima al segundo del General Marc Cisneros… que también tenia fama de caprichoso… Pero intuía que a Terrence Andrew no se lo iba a quitar de encima fácilmente…

    Miró la foto que había en la revista… era una foto sexy, provocativa, sensual… un hombre muy varonil y apuesto… suspiró… ni en sueños podría aspirar a tener a un hombre así… Era un hombre que sabia como hacerse desear de una mujer…

    Sacudió la cabeza para alejar aquellos pensamientos poco sanos… y guardó la revista… Se acercó a la ventana… eran las tres y media de la tarde… pronto la llamarían para la cena…

    Carla había visto la foto de Heini. Dicen que era el retrato del coronel Tirpitz padre. Hasta en el cuerpo lo heredó… Eran un verdadero dolor de cabeza…

    Interrumpió sus cavilaciones, la presencia de Terrence.

    -Hola, pensé que aquí no había nadie.

    -No se preocupe… aquí vengo cuando quiero pensar y descansar de la lectura… -dijo Claudia mirándolo.

    -Pensando en su compañera desaparecida…

    -Si, me angustia sobremanera no saber que le pasó. Como están las cosas aquí en este momento, cualquier barbaridad se puede pensar. Son hombres que no tienen corazón… ni alma… los parió una serpiente…

    -¿Cómo es que una mujer tan bella… está metida en esto? Este no es oficio para una mujer… tan femenina…

    -Son cosas… difíciles de explicar- dijo ruborizándose- Son problemas familiares… y de paso, la falta de un empleo decente…

    -¿Qué tipo de problemas?-preguntó- Grant nos hablo de ciertas tragedias personales…

    -Mis padres no se llevan bien… de hecho, mi madre sufre maltrato… físico…-dijo Claudia sintiendo que las mejillas le ardían.

    -Entiendo… -dijo Terrence avergonzado por haber preguntado. Era una verdadera falta de tacto, preguntar algo así…

    -El la golpea cada vez que pasa algo tonto… como un vaso que se cae, la comida fría o la situación política… Yo me fui de mi casa hace dos meses, cuando intentó pegarme y yo me defendí… Si no fuera por Maryland, estuviera en un prostíbulo o quien sabe en qué cosa peor…

    -¿Estudias en la Universidad?

    -Si, estudio en la Universidad Nacional. Curso cuarto año en la Facultad de Derecho…

    -¿Sabes algo de tus padres?

    -Solo me llegan algunos ecos lejanos… por medio de una vecina de la barriada que sabe donde estoy. Le tengo prohibido decirles a mis padres donde estoy y qué estoy haciendo. Papá forma parte del Partido del Pueblo… es machista y violento…

    -Perdóname… he sido un indiscreto por preguntar…

    -No se preocupe… Si estoy en esto es por que quiero un porvenir mejor para mi país… Quiero mi país en libertad, sin que por disentir, lo desaparezcan a uno o lo encierren en la cárcel… Y por ayudar en lo que pueda a mi madre, aunque no pueda verla ni hablarle – los ojos de Claudia se empañaron con lágrimas- esto me desgarra el alma, pero no puedo hacer nada más…

    -¿Le has dicho a tu madre que lo deje?

    -En todos los tonos, ya no se que hacer… yo creo que ella deriva placer de esas golpizas que le dan…
    Terrence se sintió afectado, había ido con intención de coquetear y conquistar, pero esto era diferente… Claudia era una buena chica que estaba pasando por un momento difícil… Y tuvo que aceptar que Maryland tenía razón…
    -Todo esto por un hombre… Esto va para largo…

    Claudia sintió que no podía más con el dolor… Ante sus compañeras y ante Maryland era una mujer fuerte e indoblegable… Ya que eso era lo que se esperaba de ella. Pero ante Terrence Andrew era una cosa diferente… temblaba y el dolor del alma era muy fuerte, solo comparable a un balazo…

    Terrence se acercó… y pudo ver en Claudia, dolor, angustia, desesperación… cosas muy diferentes a las que ella había demostrado en aquel momento… intentó esconder su dolor, pero él se acercó…a ella.

    -No llores…-dijo con ternura, acariciando su mejilla con suavidad…

    Claudia quedó momentáneamente paralizada, mientras sentía aquella mano acariciar tiernamente su rostro…

    -No creo que sea apropiado… que me toque así…

    Terrence se acercó más… tanto, que Claudia pudo sentir el calor de su cuerpo en el suyo… quiso escapar…

    -No huyas de mí… esto ha estado entre nosotros desde la noche que nos vimos por primera vez…

    Sus labios cayeron sobre los de Claudia, que sorprendida, quiso apartarse, pero sintió unos brazos que como cadenas de hierro se hicieron sitio en la cintura de la chica… No podría escapar…

    Fue un beso tierno… desesperado, casi eterno… era evidente que intentaba transmitirle lo que sentía en ese momento por ella… Como pudo se separó de él….

    -Esto no debió pasar…-dijo, tocando sus labios con la yema de los dedos- No pienso decir nada… pero, le suplico… que no vuelva a hacer esto… le costará que los devuelvan a su país, con una nota para sus superiores… yo no quiero perjudicarlo…

    Y se fue, corriendo… dejando en los labios de Terrence el sabor a inocencia machacada… era una mujer que nunca había sentido aquellos besos apasionados y vehementes, que solo los daba un novio…enamorado…

    Entretanto, Heini analizaba la lista que les había proporcionado Alicia Altamirano…

    Esa lista, era de todas las integrantes de los grupos Delta. Eran dieciséis grupos de ocho o nueve integrantes… cada uno con una asignación fija… Delta Uno, se encargaba de un grupo de Contrainteligencia que tenia por dirigente al Coronel Steve Mc Garrett. Delta dos, era un grupo que se encargaba de la seguridad de la tripulación de un submarino, el que los dirige es el almirante Harry Nelson. Delta Tres, también tiene asignación fija y asi… sucesivamente… todos los grupos de chicas tenían un entrenamiento tipo SEAL. Eran mujeres con un alto sentido del deber y del compromiso con su país y sus asignaciones… altamente entrenadas y muy cultas… de hecho casi todas eran Universitarias… Incluyendo a las últimas en finalizar el curso de tres meses que tenían que pasar como requisito obligatorio para ingresar a la organización. Mujeres que no temían a la muerte…

    Todas con un mismo común denominador… bellas, inteligentes, valientes… y provenientes de hogares disfuncionales… Con tragedias que estremecían el corazón más duro…

    Le interesaba Carla Cristina… le había gustado desde que la vio por primera vez… y le gustaba todavía más… después de leer esa ficha…una muchacha que no se merecía el destino que tuvo…

    Interrumpió sus pensamientos, la llegada de Carla, junto con Alicia…

    -Ya sabemos en donde se encuentra Ari… vamos al salón de Conferencias… allí nos dirán qué hacer…

    Heini las siguió… el olor a rescate, a riesgo, a peligro… en ese momento, los demás estaban en el salón… Maryland iba a autorizar el rescate…

    -Ya sabemos donde la tienen… en la misma isla donde llevaron a Mc Garrett y su grupo… Adalgisa nos dijo que eso es selva tupida y manglares… encima de que como esta frente a las costas de Veraguas, eso está infestado de tiburones… Tenemos la localización exacta… alístense, partimos a las 15:30.

    Fue un momento decisivo. Bryan miró con inteligencia a sus compañeros, y armándose de valor, dije.

    -¿Señorita Altamirano, podría ir con ustedes?

    -Coronel, no podemos llevarlo. Sería un blanco fácil y nos pondría a todos en riesgo.

    -Yo me siento responsable de lo que pasó. Si hubiéramos seguido órdenes, ella estuviera aquí… Quiero ir con ustedes, para rescatarla… No voy a volver aquí sin ella…

    No sé si fue el timbre apasionado y violento de esas palabras que dijo, o la expresión de su rostro. Alicia Alejandra Altamirano lo miró, con ojos de admiración, pero también de censura. Eran gente importante para el Comando Sur, no era su obligación exponerse tanto, pero tenían algo de culpa en este asunto.

    -Está bien, Coronel Cornwell, venga… alístese, la travesía es por mar.

    Como un resorte se levantó al unísono mis compañeros… no estaban dispuestos a que yo fuera solo con ellas.

    -También vamos nosotros…

    Alicia hizo un gesto de frustración… Naoko Sawamura, segundo del Almirante Mc Allister, se acercó para sumarse a nosotros…

    -Alicia, yo también quiero ser de la partida…Soy un SEAL, y en el grupo de Terrence hay cuatro que son SEAL. Conmigo, son cinco, seremos más una ayuda que un estorbo… si lo miras bien.

    Alicia miró a Naoko, con cara de “A ti no puedo negarte nada” y más por que entre ellos existía una corriente de atracción, que se notaba, ya que ambos eran dirigentes… ella entrenaba a las nuevas reclutas de la organización y él era el enlace entre el Pentágono, el departamento de Defensa y el grupo de Maryland.

    -Está bien, tu ganas- le dijo, no muy convencida… -Arreglen sus cosas, partimos a las 15:30, lleven sus armas y ropa de fatiga… el lugar es selvático, y si pueden llevar un machete, mejor.

    La grabadora del detective Wysinski, seguía corriendo… mientras Terrence seguía evocando, aquellos días… días de dolor, de violencia, de rencores… pero también de amor y alegría… una época inolvidable…



    Volver al índice


Aquí estuvo el fantasma [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Brujita Alex
Aprendiz de bruj@ Senior

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 09/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: FIC - ALMAS REBELDES - CAPITULO V - SOSPECHAS

Mensaje por Little Pen el Lun Ene 07, 2013 7:12 pm

Por hoy lo dejo aquí, en el quinto... otro día más.

Te he rehubicado todos los capítulos a un nuevo foro para personajes no principales, porque así estará más acorde para encontrarlo y diferenciarlo de los que sí tratan sobre Stear. Hola
avatar
Little Pen
Bruja experimentada

Cargo : Administradora y Co-fundadora


Mensajes : 2621
Fecha de inscripción : 23/12/2011
Edad : 41
Localización : Entre chocolates

http://sensualis.deviantart.com/gallery/?catpath=/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.