Cuartel del Aquelarre de Brujas Andrew
¿Por qué ser sólo espectador/a, cuando puedes hacer MAGIA junto a nosotros?

¡REGÍSTRATE GRATIS!

Annoyance: La Naturaleza del Cowboy-Parte IV

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Annoyance: La Naturaleza del Cowboy-Parte IV

Mensaje por Sherezada el Miér Feb 10, 2016 5:40 pm

No seas mala Lizvet, me dejaste picada en lo más emocionante Inspirada . No, ahora me tienes que decir qué pasa.
Me encanto la historia y como describiste a Tom, que varonil. Me gusto mucho y te felicito. Saltos de alegría
Sigo al tany
Sigo al tanto por sí hay una continuación, me avisas por favor. que sean 2
Mando saludos y seguimos en contacto Alegre .
avatar
Sherezada
Bruja titulada

Mensajes : 496
Fecha de inscripción : 14/09/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Annoyance: La Naturaleza del Cowboy-Parte IV

Mensaje por Maria Marlene Mendes el Mar Feb 09, 2016 9:36 pm

De lo bueno poco...! Me gusto y si alguna vez Lizvet nos cuentas la otra historia de este par que son bien directos y no pierden el tiempo, con gusto la leo...!
avatar
Maria Marlene Mendes
Bruja titulada

Mensajes : 464
Fecha de inscripción : 04/03/2015
Edad : 42
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Annoyance: La Naturaleza del Cowboy-Parte IV

Mensaje por LizvetArdray el Mar Feb 09, 2016 6:04 pm

favor  Lo siento hermosas.... sé que me va a venir tomatazos por esto, pero realmente  creo que es mejor dejarlo así. Prometer una continuación, sería haceros esperar demasiado, ya que el tiempo lo tengo apretado. 
Me alegro que os haya gustado. Gracias.
avatar
LizvetArdray
Bruja experimentada

Cargo : MODERADORA Y COMITE DE BIENVENIDA.

Mensajes : 2251
Fecha de inscripción : 26/08/2014
Edad : 33
Localización : Suilvach - Highlands

Volver arriba Ir abajo

Re: Annoyance: La Naturaleza del Cowboy-Parte IV

Mensaje por Lili el Mar Feb 09, 2016 5:17 pm

Me encanto la historia Lizvet, pero para cuando va esta la continuación




avatar
Lili
Bruja experimentada

Cargo : CONTADORA- Banco de Saldos

Mensajes : 2008
Fecha de inscripción : 18/10/2013
Edad : 35
Localización : En el espacio

Volver arriba Ir abajo

Re: Annoyance: La Naturaleza del Cowboy-Parte IV

Mensaje por luissid el Mar Feb 09, 2016 3:34 pm

noooo se terminooo waaaaa es mini mini!!! espero la puedas ampliar!! te quedo reshula pero waaaa demasiado corta!!!  
por lo demas me encanto!! gracias por la historia!!!
avatar
luissid
Sanadora

Mensajes : 899
Fecha de inscripción : 23/10/2014
Edad : 33
Localización : Guatemala

Volver arriba Ir abajo

Annoyance: La Naturaleza del Cowboy-Parte IV

Mensaje por LizvetArdray el Mar Feb 09, 2016 3:13 pm

DISCLAIMER: Créditos de los personajes pertenecen a Misuki e Igarashi, autoras de Candy Candy. La historia a continuación es de mi autoría, sin fines lucrativos y solo para entretenimiento.

ANNOYANCE
-¡Psst! ¡Despierte! ¡Despierte Srta. Klaisse!- comenzó a decir el joven zarandeando con suavidad a su acompañante.- Hemos llegado…

-¡Oh, Tom!- irrumpió  una voz alegre y cantarina en el recibidor del hogar de Ponny.- ¡Qué bueno que la encontraste! ¡Estaba preocupada que te tomase más tiempo hallarla!

-¡Gracias al cielo Candy que no fue así!- suspiró aliviado Tom.- Ha sido toda una odisea traerla hasta aquí, pero la bella durmiente al menos al final ha entendido que lo único que yo quería era transportarla hasta aquí.

-Ja, ja, ja.- Sonrió  Candy acariciando su crecido vientre.- Sí, Karen puede llegar a ser un poco salvaje a veces, pero estoy 100% segura de que ella posee un corazón muy noble.

-Pues no me quedaré a averiguarlo Candy.- comentó el moreno.- Ya he tenido suficiente de esta chica, para toda mi vida.

-¡Oh, vamos no seas  dramático, Tom!-aseveró la rubia quien no quiso añadir más leña al fuego al ver a su hermano mirarla con escepticismo.

-En  fin, llevaré  a la salvaje, que digo a la dama a la habitación que has preparado para ella y así  puedo ir a descansar también. ¡Ésta chica, sí que me ha hecho sudar!- comentó el joven Stevens.

- Sígueme por aquí por favor, Tom.- indicó Candy sonriente recordando como Tom se había ofrecido voluntariamente a buscar a la famosa actriz con un brillo  particular en los ojos.

Siguiendo a su hermana, con mucho cuidado, Tom colocó a la joven actriz entre sus brazos al estilo  princesa  y con pasos firmes, ingresó al interior del remodelado Hogar de Ponny.

+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+


A la mañana siguiente, Karen despertó muy temprano y para su sorpresa vio que sus ropas habían sido cambiadas lo cual hizo que ella brincase de la cama.

Apenas si  recordaba  haberse quedado dormida  abrazada a ese vaquero insolente, y comenzó a inspeccionarse el cuerpo, pero   tan pronto como comenzó también dejó de hacerlo, pensando que era una tontería   lo que su mente le estaba sugiriendo.  Él no se atrevería ¿Verdad?

Para su alivio, encontró sobre su buró  un sobre que contenía unas palabras que eliminaron sus sospechas.

“Bienvenida Karen,
Me tomé la libertad de  colocarte unas ropas  más cómodas para dormir.
Espero hayas descansado bien.
Te veo en el desayuno.
Candy Ardley.”

Al pie del estante estaban sus pertenencias  por ello sin pensar más, comenzó a desempacar  y luego se dirigió al tocador para arreglarse.

Después de alistarse, Karen decidió salir del dormitorio  sin saber muy bien a  dónde dirigirse, pero no tuvo mucho tiempo de preguntar en qué parte se hallaba la cocina, porque en el pasillo, encontró a Candy que salía de una de las habitaciones y  caminaba en la misma dirección  que ella.

-Hola Karen.- saludó la rubia con amabilidad.- ¿Has descansado bien?

- Buenos días, Candy.- contestó la actriz.- He dormido muy bien, gracias.

-Eso es bueno. Anoche estabas tan cansada que Tom tuvo que cargarte hasta tu habitación, ya que no despertabas por nada del mundo.- afirmó Candy perspicaz al ver como las mejillas de su amiga tomaba un color rosado encendido.

-Eh… sí, bueno. Yo.- La actriz no quería recordar muchos detalles de aquel encuentro.- ¿Disculpa, has mencionado… Tom?

-¡Sí, por supuesto! Tom Stevens, mi hermano. Bueno, no  hermano de sangre, porque sabes que soy huérfana. Pero él y yo nos hemos criado juntos aquí en este hogar  y por eso es que nos  tratamos de esa manera…

-¡Oh!- Fue lo único que pudo decir Karen al escuchar aquel nombre.

Tom Stevens.

¡Tom Stevens! ¡Ahora recordaba ese nombre! ¡Claro!

Tom se había hecho conocido  en todo el país, por su  famosa campaña publicitaria “Rojo sobre Rojo” donde había hecho que el sector ganadero y los vaqueros en general fuesen vistos con otros ojos. En la actualidad era el único empresario de esa sección que había sacado adelante a su rancho y con la ayuda de su amigo Leo, había logrado  darle un valor agregado a cada producto que salía de ese lugar.

¡Y no solo eso! ¡Era increíblemente bien parecido y había ido por ella la noche anterior! ¡Qué vergüenza!

-¿Estás bien cariño?-preguntó la rubia genuinamente preocupada al ver a la chica con los ojos desorbitados.

-Sí, Candy.- musitó tratando de recobrarse del asombro la joven.- Gracias, estoy bien. Es solo que no he agradecido al Sr. Stevens la ayuda de anoche.

-Oh, bueno cielo.  Es mejor que te apresures, Tom se encuentra en el establo ensillando a sus caballos. Partirá esta mañana hacia el rancho y no estoy segura si regrese en estos días.

No le dijeron eso a una sorda, porque sin perder la compostura pero con presteza Karen se dirigió a las afueras del hogar en busca del joven a quién ella había injuriado la noche anterior, con toda la intención de disculparse.

La estancia no se encontraba lejos, pero nuevamente Karen criticó  su decisión de colocarse unos zapatos nada adecuados, sabiendo que no le eran útiles cuando se trataba de caminar al aire libre.

El caballo se veía relajado y concentrado en recibir los mimos de su amo, quien se hallaba absorto en su faena y por lo tanto no había notado su presencia, o al menos no  dignó a voltearse cuando el sonido de sus faldas reveló  su llegada.

¡Brom! ¡Brom! ¡Brom!

El único sonido que ella podía distinguir era el de sus latidos a medida que pasaban los segundos, era algo incómodo  y relativamente nuevo sentirse ignorada  cuando  todos en la ciudad  la trataban como una princesa al reconocer su rostro famoso, por lo que Karen no tuvo más opción que tomar la iniciativa.

-Lo siento.- habló  con voz fuerte y clara.

Tom ya la había divisado con anticipación, sin embargo, adrede la había ignorado  muy campante  en retribución a su comportamiento de la noche anterior. No esperaba que ella se hubiese tomado la molestia de buscarlo, por eso sonrió ante aquella disculpa y giró lentamente para hacerle frente a la chica de sus pesadillas.

-Disculpe Srta. Klaisse…  ¿Qué es lo que ha dicho?

-Lo siento señor Stevens.- replicó genuinamente arrepentida.

-Eh, no la oigo-  dijo él  fingiendo que uno de sus oídos estaban taponeados.- ¿Qué dice?

-¡Lo siento! ¡Está bien!- explotó la muchacha roja de vergüenza.- Sé que mi comportamiento estuvo mal Sr. Stevens. Pero debe entender que yo creí que usted…que usted...

-… - silencio y una mirada  la recorrió de abajo  hacia arriba. La hizo sentir desnuda.

- Que usted…- musitó ella no atreviéndose a completar aquella  frase vergonzosa.

-¿Sí? -insistió el joven mirándola fascinado.

-Bueno...eh...-

-Oh, entiendo.-repuso el joven al ver más rojo el rostro de la dama.- Debe saber, para situaciones  futuras, que  no suelo forzar a  una mujer nunca.

-Lo sé y lo lamento.-dijo ella genuinamente arrepentida.- Pero le aseguro que esto no volverá a pasar y si puedo hacer cualquier cosa para demostrar mi agradecimiento, le prometo que lo haré encantada…. Espere- Karen  hizo memoria de lo que había  oído.- ¿Ha dicho situaciones  futuras? ¿Es que acaso piensa que yo… que usted…?

Una carcajada fresca y varonil se oyó en el establo. Tom jamás  se habría imaginado ver a  “la dama fría de Broadway” sonrojarse y perder el control de la situación. Eso le dio una idea.

- Tranquila. No suelo adelantarme a los hechos.- comentó  sosegado Tom.- Así que… estaremos en paz, si  pido algo a cambio a manera de agradecimiento. ¿Verdad?

-Sí.-respondió sin titubear la chica, lo cual sorprendió gratamente al guapo vaquero.

-Muy bien.- convino Tom mirando fijamente a la dama, a sabiendas que eso la sonrojaría más.- Este fin de semana tengo una fiesta de negocios en  mi rancho  y…

-¿Desea que  lo acompañe?

- No solo eso mi querida Karen Klaisse, sino que además, me ayudes a preparar la fiesta y te hagas pasar como “MI ESPOSA”.

-¿Quéeeeeeeeeeeeeeee?

El  grito se oyó hasta la cochinchina despertando a todo el hogar de Ponny, y aunque la moza terminó aceptando el inusual pedido, Tom sonrió triunfante, porque muy traviesamente se imaginaba lo divertido que sería aquella fiesta y  toda las “molestias” que le esperaba a la “pobre” actriz. Pero esa…  Esa es otra historia.
FIN
+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.
Eso es todo, eso es todo preciosas. Graciosa 
Espero lo hayan disfrutado al leer y, gracias por pasar por aquí. 
 Nos estaremos encontrando  pronto. 
Saludos. 
Arigato!
avatar
LizvetArdray
Bruja experimentada

Cargo : MODERADORA Y COMITE DE BIENVENIDA.

Mensajes : 2251
Fecha de inscripción : 26/08/2014
Edad : 33
Localización : Suilvach - Highlands

Volver arriba Ir abajo

Re: Annoyance: La Naturaleza del Cowboy-Parte IV

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.