Cuartel del Aquelarre de Brujas Andrew
¿Por qué ser sólo espectador/a, cuando puedes hacer MAGIA junto a nosotros?

¡REGÍSTRATE GRATIS!

FIC ALMAS REBELDES: CAPITULO XXIII UN BESO Y UNA FLOR...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FIC ALMAS REBELDES: CAPITULO XXIII UN BESO Y UNA FLOR...

Mensaje por Brujita Alex el Dom Sep 30, 2012 12:05 am

]b]
CAPITULO XXIII

UN BESO Y UNA FLOR…
28 DE DICIEMBRE DE 1989: El almirante Mc Allister, estaba finalizando un informe para el Comando Sur y para el Alto mando en Washington… ya las chicas tendrían un rango de testigo protegido, a algunas se les daría identidades nuevas, conforme el tipo de servicio que hubieran dado… y de paso, pidió dos licencias matrimoniales…
El día veintisiete… todas las parejas aparecieron en el desayuno, pero las únicas que se acercaron a Maryland y a Grant, fueron Sean y Daniela y Anthony y Fulvia Rebeca.
-Almirante… se que lo que hicimos, no es de caballeros, pero se que nos toca remediar la falta cometida… Queremos una licencia matrimonial para hacer los trámites y casarnos lo más pronto que se pueda. No queremos dejar desamparadas a Daniela ni a Fulvia…
-Bien, chicos… conseguir una licencia matrimonial…no es justo que ustedes se separen por una negativa… Se conseguirá… pierdan cuidado…
Ya estaban recogiéndolo todo, el edificio tenían que entregarlo el cuatro de enero… el día cinco estarían en la base aérea Howard, hasta el cinco a las 08:30 horas, en que saldrían hacia destinos diferentes… para luchar y progresar.
La ciudad volvía lentamente a la normalidad, algunos comercios que no habían sido saqueados, abrían, bajo la mirada vigilante de sus dueños… pero aun, en las noches se escuchaban disparos y ráfagas de ametralladora… aun no se podía salir… por que no era seguro, ni siquiera para las aladas…
-Dentro de cuatro días más todo habrá terminado…
-Si… casi tres días encerradas… me parece mentira que ya todo haya terminado…
-Y el Specter sigue allí… atormentando a Noriega… sin saber si aguantará…
-Se cree que de aquí al tres de enero… terminará todo…hay que empezar a empacar.
Maryland por su parte, se había dado cuenta de que algunas de las chicas pasaron casi tres días encerradas. Y ninguna tuvo hambre. Aunque, previsora, a la hora del desayuno, dejo bandejas en frente de cada puerta. Las bandejas regresaron vacías, y así las del almuerzo y las de la cena.
-Ya estamos en lo último. Son siete aviones, de casi cincuenta pasajeros cada uno. El cinco de enero salen todos. Va a ser una despedida llena de lágrimas…
-¿Qué día nos toca ir a la presidencia?
-El tres de enero. Tenemos audiencia con el Presidente Guillermo Endara. El entregara los fideicomisos… las becas, y las libretas de banco que se llevaran… además de los pasaportes diplomáticos que sacaron para todas. Una carta para el Departamento de Migración…que impide que estas chicas sean molestadas por las patrullas que buscan ilegales.
-Ya los precintos policiales tienen listas las plazas de trabajo para las chicas, como operadoras 911.
-Y la Universidad católica empieza clases en abril. En los cursos especiales.
-Bueno, a esperar lo que falta para terminar con todo esto.
-Hay mucha presión sobre el Papa Juan Pablo II para que saque a Noriega de la Nunciatura… y de paso están pidiendo que ustedes salgan de aquí…pero antes de que las chicas queden para ser convertidas en prostitutas, o quien sabe que otra cosa peor… No, ellas sabían a lo que se exponían cuando iniciamos esto, Grant. Sabían que no podrían continuar en este país, si se unían a este grupo. Lo siento, ya Panamá perdió a sus mejores hijas.
-Entonces se van todas.
-Si, se van todas. No dejaré a nadie aquí.
En ese momento, en una casa de las áreas que revirtieron a Panamá, antes de la crisis de Noriega, estaban viendo un espectáculo aterrador.
Una casa para realizar rituales de brujerías… Noriega era adepto a sectas sincréticas, de origen africano, tales como la santería y la más peligrosa de todas. El famoso Palo Mayombe. Todo aquello era escalofriante…
-Esto parece obra del demonio… no entiendo como este hombre pudo tener las riendas del poder tanto tiempo…
-Ya levantaron las sanciones económicas que nos impusieron…
-Y ya todo volverá a la normalidad…
-Para los que tienen el odio en sus corazones y la envidia… dirán que nos destruyeron…
-No, por que ustedes van a luchar a otra tierra, a trabajar, a estudiar… a progresar… no a ser pasto de todos los vicios… ni tampoco pasto de la enfermedad mental y de la muerte. Para destruirlas, tendrán que viajar y eso no cuesta diez centavos.
-Tener que dejar nuestra patria… por causa de un grupo de rencorosos…
-Se van como heroínas, triunfadoras… con dinero y porvenir… y algunas con profesión y matrimonio.
EL DIA 29 DE DICIEMBRE….
Un juez militar del departamento de Justicia Militar de la Marina, llego esa mañana al edificio Tower House Suites… se iba a escenificar una hermosa ceremonia.
En una de las habitaciones, Daniela se miraba al espejo… estaba vestida con un traje sastre blanco, zapatos color perla y una cinta en el cabello por todo adorno…
-Hasta hoy…Daniela Rivera… dentro de una hora serás Daniela Morgan Winthrop. La esposa del Coronel Sean Morgan Winthrop.
Hacia un par de horas, que Sean llamo a sus padres para avisar que se casaba.
-¿Es que has perdido el juicio? Esa chica es una ilustre desconocida… no es de nuestro…
-Al cuerno nuestro círculo… tu no tuviste esos escrúpulos cuando dejaste a Flammy Hamilton, por mamá, solo por que mi madre era más experta en ciertos asuntos que ella… viste la oportunidad de salir de la pobreza, y de ser quien eres… el Senador Morgan…
-No me faltes al respeto…
-No te estoy faltando, papá. Si tú te enamoraste de mamá, te lo disculpo… pero quiero que me entiendas, tengo treinta y cinco años… ya salte todo lo que tenía que saltar. Daniela me hace feliz… y si piensas que me estoy haciendo cargo de lo que otro hizo, te digo, ella no es mi madre… que ya cuando llegó a ti, sabia lo que había que saber de ese tema… esta vino limpia en todo sentido…
-Entonces, es un hecho.
-Como también es un hecho de que no voy a vivir en la mansión con ella… recuerda, el casado, casa quiere… Y yo quiero estar con mi esposa en mi casa, sin interferencias, de ningún tipo. Y ni intentes tomar un avión para impedirlo… no soy un adolescente que esta cometiendo una locura, me enamoré, y soy un adulto que sabe tomar decisiones… y les pido, les ruego que respeten mi intimidad y mis decisiones.
En ese tono fue la conversación telefónica que tuvo con su padre. Por su parte, Fulvia, también estaba arreglándose, casi igual a Daniela.
-Bueno, mamá, papá… he cumplido con lo que querían… Me caso con un hombre de alta sociedad… Dentro de unos minutos, seré la esposa del Coronel Anthony James Andrew White… Dejo de ser Fulvia Vallarino para ser Fulvia Andrew White… espero que se sientan tan felices… como yo, aunque lo que hice no fue correcto… pero valió la pena…
La ceremonia fue muy sencilla… las circunstancias no daban para más… La gran mayoría de las chicas estaban de luto…
ESA NOCHE…
-Al fin… señora Morgan…-dijo, recibiéndola en sus brazos…
-Cumpliste tu promesa.
-Siempre cumplo lo que prometo, princesa… A pesar de que mi padre quiso amenazarme con venir a impedir esta locura mía, pero después de hablar conmigo habló con Grant, y este lo puso en su lugar… Mi madre no habló, por que sabe que en este asunto es la que menos puede hablar.
-Por lo de la madre de Richard y Mike.
-Si, por eso… Solo me dio su bendición y que espera que no me equivoque…
-Por cierto, eso que me dijiste después de la ceremonia, ¿es cierto?
-¿Qué, lo de que empiezas entrenamientos en Quantico? Si, yo estaré cerca, iré a Falls Church, que es el cuartel de Justicia Militar en Virginia. Son solo quince minutos de carretera. Podrás salir de permiso los fines de semana, y los aprovecharemos bien, linda.
-O sea, que voy a formar parte del FBI.
-Me costó un par de llamadas, pero por mi bella esposa- la beso suavemente en la boca…-Voy al cielo, bajo la luna y se la pongo en las manos.
-Como agradecértelo…
-Nunca dejes de amarme…
-Yo creo que eso se cumplirá, señor, no tengo ojos para otro… ni corazón para nadie más que usted… y para los hijos que tengamos.
Fulvia también iría a Quantico… empezarían el cinco de febrero… un mes para estar con su esposo… y vaya si lo aprovecharía….
3 de enero… Palacio de las Garzas… Presidencia de la República de Panamá… 08:00 horas…
El grupo de chicas vestidas de azul marino con blanco y un lacito, en la solapa bajo la bandera panameña, decían que eran Panameñas en el exilio… estaban en espera de que las llamaran para entrar al Salón Azul… donde les entregarían los fideicomisos…
-Ya falta poco… mañana todo terminará…
-Si… todo terminará…
Un funcionario de protocolo presidencial las hizo pasar al salón, donde Maryland había entregado el informe de misión, de las chicas, empastado en rojo… con el bajo relieve de ambas banderas, la de Estados Unidos y la de Panamá.
-Después de haber leído este informe, y recibido el informe verbal de su superior… No puedo más que reiterar el agradecimiento de la Patria por su desprendimiento y entrega a esta noble causa…en estos momentos tal vez la gente no entienda lo que ustedes hicieron, tal vez las critiquen, insulten y pisoteen como mujeres, hijas y seres humanos, pero los autores dirán al mundo, lo valerosa, sacrificada y honrada que es la mujer panameña, muy lejos de lo que se quiso publicitar en el extranjero. Hijas, se que mañana salen de su patria, con una maleta de pocas pertenencias, una cartera llena de dinero y un alma llena de nostalgia, dolor y tristeza, pero, levanten la frente, son heroínas… podrán superar todo lo que la vida les presente… No permitan que les destrocen sus sueños… les toca, ahora, luchar por ellos… Gracias.
Un nutrido aplauso finalizo aquel discurso… y dieron inicio a la entrega de sobres, unos más llenos que los otros… Cuando llegaran a Estados Unidos, Maryland ya les tenia donde ir… casi todas iban para la residencia Universitaria Salesiana… Daniela y Fulvia iban para Falls Church, que era el cuartel de sus esposos, hasta el cinco de febrero, fecha en que ingresarían a entrenar en Quantico…
-Analida… que hay con Jade, tu hermana…
-La van a enviar a estudiar actuación con Lee Strasberg, en Los Ángeles… van a convertirla en actriz de cine, y tal vez de telenovela.
-¿Tú, que ya tienes tu carrera de abogada…?
-Yo voy a entrenamiento en Quantico, piensan ponerme con la gente de la DEA.
-Estás segura…?
-Si, me quieren en ese lugar… para hacerle frente a los capos del narcotráfico… creo que me va a tocar ensuciarme la ropa un tiempo más…
-Y a ti que no te gustan… adoras ser soldado.
-Si, me gusta…la acción, la adrenalina, el peligro…
-¿Supiste algo de James Lawrence?
-No… parece que no vino en el grupo de soldados que invadieron…
-Qué lastima…
-Así es la vida, además, el nunca se fijaría en mi… si antes no lo hizo… no lo va a hacer ahora…
-Quien sabe… ¿Estás segura?
Al salir de la Presidencia… un vehiculo Hummer paso justo frente a ellas…
-¡Ana!
Analida se volvió al escuchar su nombre… Un oficial, vestido de blanco, alto, de ojos azules y una sonrisa francamente sensual… la saludó
-¿James?
El hombre recorrió con los ojos el traje azul marino que llevaba la muchacha… era evidente, que aquella gordura que tenia cuando era adolescente, no existía…
-Tanto tiempo sin verte…
-Si, mucho tiempo- dijo secamente
-Debo entender que eres parte de…
-Si, mañana me voy de Panamá… No se a donde me van a enviar…
-Cuando llegues a Estados Unidos, búscame… estoy en la División Criminal de la Marina… No lo olvides…
Al irse el vehiculo, Maryland se acercó a la temblorosa chica que no se reponía de la impresión.
-¿Quién es ese?
-Un fantasma de mi época de colegio… y el hombre que me convirtió en ermitaña… - dijo la chica con gesto triste- Un amor no correspondido…
-No creo que sea…-dijo Stephanie Legan- Por la manera como te miró, no parece que sea un fantasma… casi te quito la ropa con los ojos…
-Entonces viste al hombre equivocado… Vámonos, este hombre es tan impredecible que es capaz de regresar a ver si me encuentra…
Analida no pensaba que ese extraño encuentro… daría inicio a una historia…que ella creyó finiquitada…
5 de enero…1990: 08:30 horas… Base Aérea Howard…
Siete aviones… cuatrocientos destinos…una despedida…
-Llegó el momento del adiós…
-Si…-dijo Claudia, que lloraba- No quiero…
-Yo tampoco- dijo Terrence- Pero es la vida… y este absurdo problema…
-Cuídese mucho…Cuídate mucho… mi amor…
Al escuchar aquella frase, Terrence la abrazó apretándola contra su cuerpo…sus ojos estaban llenos de lágrimas de dolor, se estaba desgarrando por dentro…
-Claudia… no quiero dejarte…
-Hay que hacerlo…
Iguales despedidas, llenas de lágrimas, sentimientos encontrados, nostalgia y tristeza… se estaban dando en aquella Terminal…
-Esto es lo más difícil- dijo Maryland…- es como ver partir a tus hijos.
-Igual me siento yo- dijo Grant- Estas chicas son como mis hijas… me desgarro por dentro igual que ellos…
-Ya les dije que si se meten en líos, no duden en buscarme… las defenderé como defiende una leona a sus cachorros…
-Y yo, como si fuese un tigre a su manada… conmigo saben que cuentan para todo…
Iban subiendo a los aviones, aun sollozando de tristeza…
DEJARE MI TIERRA POR TI
DEJARE MIS CAMPOS Y ME IRE…
LEJOS DE AQUÍ…
CONSTRUIRE UN HOGAR PARA TI
Y CON MIS RECUERDOS PARTIRE
LEJOS DE AQUÍ
DE DIA VIVIRE PENSANDO EN TU SONRISA
DE NOCHE LAS ESTRELLAS ME ACOMPAÑARAN
SERAS COMO UNA LUZ
QUE ALUMBRE MI CAMINO
ME VOY PERO TE JURO QUE MAÑANA VOLVERE…

Los aviones iban partiendo lentamente, en los últimos se iban Naoko, Alicia, Maryland, Grant, Stephanie y Giuliana… que se ocupó de consolar a sus hermanos…
-Si esta escrito en el destino que se vuelvan a encontrar, Dios encontrara la manera de reunirlos, aunque esta sea extraña y poco ortodoxa…
-Quisiera tener tu fe, hermana… Carla es mi vida…-sollozaba Heini abrazado a su hermana.
-Igual yo, no voy a saber vivir sin Esmeralda…
-Valor… ellas no han muerto… tienen que encontrar su propio camino… quedarse aquí supone un riesgo… para ellas y para nosotros… hay mucha xenofobia y mucho rencor por lo que paso, y no tienen derecho a hacerlas sufrir mas de lo que ya han sufrido… tienen derecho a vivir…
Los aviones despegaban… al fondo… la bahía de Panamá….el Puente de las Américas, se había reanudado el paso de los barcos por el Canal… y en el fondo… un árbol de guayacán… cubierto de flores aromáticas… dejaba caer una flor de guayacán al suelo, en vuelo grácil, mecida por la brisa veraniega… en ese momento… un pequeño colibrí… se acercaba a la caída flor para libar la última gota de polen…
Al partir… un beso y una flor..
Un te quiero, una caricia y un adiós..
Es ligero equipaje… para tan largo viaje..
Las penas pesan en el corazón
Mas alla, del mar habrá un lugar
Donde el sol y las estrellas brillen más…
Forjará mi destino, las piedras del camino
Lo que nos es querido siempre quedará…
[/b]

Brujita Alex
Aprendiz de bruj@ Senior

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 09/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.