Cuartel del Aquelarre de Brujas Andrew
¿Por qué ser sólo espectador/a, cuando puedes hacer MAGIA junto a nosotros?

¡REGÍSTRATE GRATIS!

FIC ALMAS REBELDES: CAPITULO XVIII UNA PRUEBA DE CORAJE...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FIC ALMAS REBELDES: CAPITULO XVIII UNA PRUEBA DE CORAJE...

Mensaje por Brujita Alex el Sáb Sep 29, 2012 10:59 pm

CAPITULO XVIII

UNA PRUEBA DE CORAJE…

Octubre, 1989: Cinco meses después de las elecciones, no hubo mucho que hacer, salvo las acostumbradas manifestaciones, de pitos, pailas, y demás… En el Comando Sur, las cosas estaban tensas… El Presidente Bush, envió después de enterarse del resultado de las elecciones, un contingente de 1900 soldados, para reforzar las fuerzas ya existentes… llamó al embajador Arthur Davis y le ordenó que todas las familias norteamericanas que residieran fuera de las bases, fueran trasladadas a las mismas.
Así mismo, instó a las Fuerzas de Defensa a deponer a Noriega, pero descartó el uso de apoyo por parte del ejército norteamericano. Casi a mediados de mayo, la OEA aprobó el envió de una misión especial para ayudar a conseguir la transferencia de poder, sin embargo, aquello sería inútil… por que a mediados de junio, la delegación de la OEA abandonó el país sin haber logrado su objetivo. Una tercera delegación de la OEA, intentó hacer lo mismo que su antecesora, pero igualmente fracasó y les dejo el tema a los dirigentes de los partidos políticos.
A todo esto, entre el grupo de Aladas, se dieron varias circunstancias afortunadas… doce de las chicas, recibieron sus títulos Universitarios… dentro de lo que se podía, aquello fue celebrado por todos, ya que era un destello de esperanza en medio de tanta inestabilidad.
En julio, hubo un cambio de mando en el Comando Sur, el general Fred Woerner, se acogió a la jubilación, y en su lugar pusieron al general Maxwell Thurman, quien conocía al padre de los chicos Andrew. Sin embargo, contrario a lo que se pensaba, por ser republicano de línea dura, este apoyó a los Cascos Alados.
El 4 de julio, hubo una circunstancia que puso a correr a todos… incluidas las chicas que escoltaban al GRUPO. Unos doscientos miembros de los Batallones de la Dignidad, bloquearon la garita de Fuerte Clayton para entregarle una carta de lo más insultante al General Marc Cisneros, y en la noche, intentaron tomar por asalto el cuartel de los Cascos Alados…
Esa noche de doscientos batalloneros, quedaron solo ciento cincuenta, ya que cincuenta de ellos murieron en la refriega, siendo repelidos por las centinelas… y como no, si eran las francotiradoras más expertas de todo el país… Entre los caídos estaba precisamente el que golpeo al vicepresidente Ford.
-Bueno, se lo merecía… le diste exactamente donde querías, en pleno pecho… y fueron cinco balas.
-Les hice un favor a esas pobres muchachas… ese hombre no era un marido, era un verdugo.
A fines de julio, los Estados Unidos, rechazaron la postulación de Tomás Gabriel Altamirano Duque como próximo administrador de la Comisión del Canal de Panamá, este señor, era tío de Alicia, cuya familia era considerada pariente pobre… aunque ella tuviera profesión y carrera universitaria.
Según la letra y el espíritu del Tratado, desde 1990 el Administrador debía ser Panameño… y lo hicieron por que el gobierno actual, no era reconocido por los Estados Unidos, al anularse las elecciones.
En agosto, se propuso un plebiscito para dejar que los votantes resolvieran la crisis, esta propuesta coincidió con la visita de la tercera delegación de la OEA, durante el segundo día, un estudiante de veinticuatro años fue muerto durante una protesta pacífica en la Universidad de Panamá. A consecuencia de esto, el régimen cerró por casi dos meses las escuelas de Panamá, Colón y David.
-No había otra forma de acallar las protestas… me temo que al igual que el año pasado, este año tampoco habrán desfiles en la capital.
Una semana después, luego de una serie de confrontaciones entre ambos bandos, Noriega manifestó que no les haría el juego a los Estados Unidos para salir del poder, y que Panamá no se doblegaría ante los intereses norteamericanos, y reiteró las acusaciones de que los norteamericanos no querían devolver el Canal. A fines de agosto, la tercera delegación de la OEA abandonó sus esfuerzos por resolver la crisis.
En esa fecha, Francisco Rodríguez Contralor General en esos momentos fue designado Presidente Provisional de Panamá, junto con Carlos Ozores, quien fue su vicepresidente, y se eligió una Comisión Legislativa de cuarenta y un miembros, nombrados por el gobierno, gobernarían el país, hasta que las elecciones pudieran ser organizadas nuevamente, y Noriega se quedaba en el poder.
Y llegó el mes de octubre… el general Maxwell Thurman asumió la comandancia del Comando Sur. Y una misión en la que tendrían que intervenir las chicas, para evitar un final trágico y doloroso.
Ya algunas tenían dudas de que tan indiferentes les resultaran sus compañeros… Entre esas, Daniela, Sonia Judith y la propia Ariadna…
-Entonces, ellos apoyaran a la gente de Giroldi…
-Parece que ellos ayudarán… se introducirán en la Comandancia, tienen ordenes de que si Noriega no se rinde… matarlo.
-Eso es suicida… - dijo Sonia, espantada.
-No queda más remedio… Ellos piensan ayudar a los conjurados… y nosotras, estaremos pendientes, por si algo sale mal.
-¿En donde estaremos, en caso de pasar algo?
-Afuera de la comandancia. Recuerden, solo tienen un 1% de salir con vida y 99% de morir atrapadas por esta gente, así que no quiero heroínas solitarias, hay que trabajar en equipo.
-Entendido… no podemos fallar. De eso dependerá que todos salgamos con vida.
Al salir de la sala de conferencias, Ariadna se acercó a la ventana… recordando el viaje a Contadora de hacia un año. Todavía conservaba la foto que le habían tomado con Bryan Arthur… Esa foto le había hecho darse cuenta de sus verdaderos sentimientos hacia él. A los que al principio no quiso darles importancia… lo quería demasiado… Y pensar en perderlo, le destrozaba el corazón… eso sin contar que las noticias de su casa no eran las mejores. Su padre había vuelto a propinarle una golpiza a su madre hacia unos cuantos meses por el cuatro de julio, y estaba en estado de coma. El huyendo de la policía… se rumoraba que lo vieron rondando el edificio de los Cascos Alados, por que sabia que allí estaba su hija…
Maryland había dado órdenes de matarlo, si intentaba entrar al edificio. Y ahora, estaba a punto de enfrentarse con él, si iba en esa misión. Y estaba dispuesta a jugársela por el hombre que amaba. Al igual que el lo había hecho por ella…
Esa tarde, como siempre subió al tercer piso, donde acomodaron una habitación como capilla… para que las chicas tuvieran un consuelo espiritual para sus almas, agostadas por el sufrimiento.
-Señor, una vez más, tendremos que arriesgar la vida por nuestra patria… ilumina nuestras mentes, dale firmeza a nuestro brazo, infúndenos coraje, amor a la patria para defenderla y defender a los que quieren ayudarnos… y líbranos de este mal que tenemos en estos momentos.
Al salir de la capilla, se dirigió a su habitación, y saco de un sobre la foto que le habían tomado a ambos. Bryan y ella… sus ojos se llenaron de lágrimas…
-De que me sirve negarlo… te quiero… más que a mi vida… y siento que se me va si te llegara a suceder algo… Pero si te digo lo que siento, acabaremos haciendo algo que puede separarnos para siempre…
Igual predicamento enfrentaba Daniela... ya ella se había preguntado si algo le sucediera a Sean Arthur… y la respuesta fue demasiado evidente… se sentía perdida sin él.
Aquel descubrimiento la hizo temblar de terror. Intento esconder aquello por todos los medios posibles… pero todo el mundo se dio cuenta, por la forma como lo miraba cuando él hablaba… y por la forma como el la miraba durante la cena en el comedor… era evidente que mientras más lo ocultara, mas se ponía en evidencia.
Otra que no las tenía todas consigo era Claudia, Claudia que tenía miedo de la respuesta a aquella pregunta que se formaba en su mente todas las noches cuando no tenía guardia. Y la respuesta era tan contundente como un puñetazo en el estómago.
Desde hacia tiempo pensaba en sus sentimientos hacia Terrence Andrew. Y la respuesta era una, sí, lo amaba. Deseaba compartir su vida con él. Y se sabía correspondida, pero, los cercaban tantos enemigos…

3 de Octubre de 1989: Partieron los nueve hombres, y las chicas iban en un Nissan Urvan blindado, tenían órdenes de entrar a la Comandancia a buscarlos, si pasaba cierto tiempo y no salían…
Ya saben lo que tienen que hacer… Otra cosa, si entran, no se dejen atrapar, estos son soldados entrenados. Recuerden…nadie puede vivir para contar que sabe la identidad de un Casco Alado. Que Dios las proteja.
Mientras salían en el Urvan, siguiendo el auto donde iban los hombres, iban silenciosas, todas con el mismo dilema en el alma… todas iban con un solo pensamiento, jugarse la vida por su patria y por ellos… aunque ante ninguno quisieran admitir que amaban a aquellos hombres.
Llegaron al lugar convenido por el mayor Moisés Giroldi… El Urvan quedó a corta distancia…
-Bueno… a esperar…
EN EL INTERIOR DE LA COMANDANCIA….
El General Noriega se hallaba en su despacho, después de haber tomado un copioso desayuno, eran las nueve de la mañana… de un día normal en la Comandancia… mientras tanto… en el pasillo…. Un grupo de varios hombres, vestidos de uniforme de fatiga avanzaban por el pasillo… encabezado por el Mayor Giroldi…
-General… dése preso…
-¿Qué hacen, traidores?
-Evitar que usted siga dañando más a este país… - dijo Moisés con voz firme…- entregue su arma, no le haremos daño…
En otro pasillo estaban los nueve hombres del Grupo. Todos con sus armas prontas para cualquier eventualidad… Igual las muchachas en el exterior que vieron un movimiento inusual de efectivos…
-Presiento que la cosa no esta saliendo tan perfecta- dijo Alicia…
-¿Entramos?
-No es prudente hacerlo ahora… si vemos que no salen, entraremos… no tienen mucho tiempo y el que nos dijeron ellos aun no se vence…
Una lenta media hora, que desesperaba a todas… Pero había que seguir órdenes.

EN EL INTERIOR DE LA COMANDANCIA…

Noriega tenía sangre fría en cualquier situación por desairada que fuera… así que entregó su arma, y le pidió a Moisés que lo dejara llamar a su familia… pero era un ardid, para llamar a los Machos de Monte y al Batallón 2000. Giroldi por su parte, llamo al general Thurman, pero no contestó era evidente que le habían dado la espalda…

EN LOS ALREDEDORES DE LA COMANDANCIA…

Alicia vio llegar un camión del que bajaron un montón de oficiales con uniformes de fatiga y los rostros ennegrecidos por el camuflaje… aquello estaba saliendo mal.
-Preparadas chicas, creo que tendremos que intervenir… Recuerden, un 99% de que nos maten y un 1% de salir con vida y con ellos sanos y salvos… nada de heroísmos…
-Entendido…
Los Machos de Monte se tomaron la comandancia… y los nueve hombres estaban adentro… aquello estaba poniéndose color de hormiga…
-¿Qué supieron del castrado?
-Bueno, se recupera, por fortuna, no logro hacerse de su sangriento y espantoso trofeo, Kyrenia supo portarse muy valiente, ella mató a la mujer que lo hirió…
-Con lo Don Juan Tenorio que es ese francés…veo muy mal parada a Kyri.
-Ni te lo creas tanto, se dice que el francés en cuestión de amores, es muy serio…
-Como no, el pertenece al grupo de Bond, a quien casi fletan para Londres con una nota para su superior inmediato… por dárselas de vivo.
En ese momento, ruido de disparos, carreras, y gritos, se escucharon, dentro de la Comandancia… Alicia se dio cuenta de que algo andaba mal.
-Algo salio mal, chicas… vamos a buscar a nuestros hombres… salgan…
Salieron del busito, vestidas de fatiga, que eran los uniformes grises… fuertemente armados, dispuestos a jugárselas por encontrar a sus compañeros.
-Que suban tres a los edificios de enfrente y se parapetan para poder cubrirnos. Las demás, entraremos… hay que encontrarlos en menos de media hora, no caben heroísmos ni tampoco andarse con ceremonias, si tratan de detenerlas, maten al que lo haga. Recuerden nuestro axioma, las que van para los edificios, no se metan en ningún apartamento, se van directo a la azotea. No agredan a nadie…ni fuercen a nadie a ayudarlas.
Subieron a las azoteas parapetándose en puntos convenientes… las otras treparon por las paredes laterales…y entraron a la plaza de armas.
-Esto es inmenso… es como buscar una aguja en un pajar…
-Dispérsense, si tratan de detenerlas, maten sin contemplaciones.
Y como se los ordenaron así hicieron, a Carla la intentó detener un Macho de Monte…
-¿A dónde crees que vas, chichí?
Por toda respuesta, Carla le disparó a quemarropa, matándolo instantáneamente… ya con el paso libre, subió las escaleras… encontrándose con Claudia.
-Intentaron detenerme, pero lo deje frito.
-Igual yo, aunque trató de quitarme el arma. Yo me defendí. Creo que pronto vienen las otras.
En ese momento, uno de ellos llevaba a Heini, golpeado, con el uniforme roto, iban a torturarlo, Carla se escondió detrás de una columna justo detrás de ellos… y le disparó al hombre que se desplomo con el cuchillo en la mano.
-¿Carla?
-¿Quién pensabas tú que era? ¿Otro de sus cofrades?
-Les dijimos que se quedaran en el busito, que nos dejaran manejar esto.
-Si, y ese te iba a acariciar con una pluma de ave. Heini, iban a matarte lentamente… y me dejo quitar la vida si no te saco de aquí, vamonos, el lugar “hierve” de Machos de Monte.
Lo que dijo ella lo sorprendió, si no lo salvaba, morirían los dos. Igual pensamiento tenían los otros, en la azotea los esperaban el resto de los hombres, para que los recogiera el helicóptero Specter que pasaría a recogerlos.
El helicóptero apareció… en ese momento vio que llevaban esposado a Moisés Giroldi y a otros más… cinco de ellos, se habían ido en un helicóptero Specter que llegó primero, que los llevaría a Fuerte Clayton…
-No quiero estar en el pellejo de ese hombre… Lo van a matar, al igual que los otros…
-Vamonos, nada tenemos que hacer aquí, si vienen los otros tendremos que pelear…
Se subieron al helicóptero y pasaron a recoger a las tres francotiradoras, que eran Grazia Regina, Esmeralda Elena y Maríangeles.
-¿Qué salio mal?
-Parece que Noriega los convenció de que se rindieran – dijo Terrence- que sería indulgente con ellos, pero creerle a Noriega, es como creerle a una serpiente.
-O sea, que en vez de salir el arrestado y esposado, son los golpistas.
-Nosotros no pudimos llegar al despacho de Noriega, los Machos nos cortaron el camino, nos iban a llevar a la Escuela de las Américas… cuando aparecieron ustedes.
-Entonces, yo llevaba razón cuando les dije que fueran por ustedes…-dijo Alicia mirando a Naoko, que también tenia señas de golpes.
-Grant se sentirá frustrado por esto…
-Creo que esto es el principio del fin… tendremos dificultades…
EN EL TOWER HOUSE SUITES…
Maryland miraba las noticias… el golpe contra Noriega, había abortado… se vieron las imágenes de Moisés Giroldi, esposado, golpeado y Noriega levantando ambos brazos, en el gesto característico del dictador, como diciendo Nadie puede conmigo, ni siquiera Dios.
Angustiada, miró hacia el cielo, desde uno de los balcones de la sala de conferencias. Un ruido de helicóptero captó su atención. Era el Specter que llevaba a las chicas y a los hombres… y el Urban que llegaba a base.
Maryland tomo el elevador, que se detuvo en el último piso… y de allí subió las escaleras a la azotea, en el preciso momento en que todos bajaban del helicóptero.
-¡Gracias a Dios que están bien…!
-Casi nos llevan para la Escuela de las Américas… usted sabe lo que hacen allí. Cuando aparecieron estos ángeles que nos sacaron de ese aprieto a sangre y fuego.
-Buen trabajo, chicas… Dense un baño y cámbiense… han tenido un día difícil.
Bajaron a ducharse, Daniela sintió la mirada intensa de Sean tras ella… y se volvió a mirarlo en el preciso momento que le tiraba un beso.
En la televisión pasaron las vistas de la Comandancia llena de balas… y el hombre levantando los brazos triunfante… como si nada… Pero, las chicas estaban sanas y salvas, y ellos también…
EN LA COMANDANCIA…
-¡Imbéciles! ¿Cómo pudieron dejarlos escapar?
-No pudimos, salieron unas mujeres vestidas de gris, que no titubeaban en disparar… José Luís trato de detener a una, pero lo mató instantáneamente… yo disparé, para detenerla y Salí herido. Son unas locas.
-Otra vez esos gringos salen ilesos… todo por obra y gracia de unas chiquillas que debían andar buscando marido que les resuelva sus problemas económicos, no metidas en cosas de hombres…
-Un hombre que les enseñe quien es el que manda…jefe.
-No van a tener suerte todas las veces… algún día una de ellas cometerá un error… y ahí estaremos…
-No comparto su idea, por lo que vi, son mujeres que no saben lo que es el miedo… y si lo saben, no lo demuestran. Y parece ser que no les importa su vida…
-Si tan solo tuviera sus nombres… -dijo, rascándose la barbilla.
-¿Para hacerles brujería?
-No, para saber a quien me enfrento. Investigar su familia, si tienen padres, hermanos… etc. Pero, Grant y Maryland son verdaderos cancerberos… con esas muchachas.
ESA NOCHE….
Luego del rescate de la Comandancia, Carla fue a ducharse… había pasado por un momento crítico… Heinrich estuvo mucho tiempo bajo los golpes despiadados de uno de los esbirros de la temible G-2, y lo iban a empezar a pinchar con un cuchillo de monte… cuando ella apareció repartiendo balas a diestra y siniestra dejando exánime a aquel despiadado…aquello no salía de su mente…
Heini estaba en el santuario de su habitación, se había duchado y perfumado para acostarse… me sentía cansado, alterado… excitado… Deseaba sentir en sus brazos a Carla… quería agradecerle por haberme rescatado.
Necesitaba sentirla… la deseaba con furia, ansia, desesperación… No podía ignorar la llamada de mi cuerpo… mi cuerpo me pedía a gritos sentir aquella piel sedosa, fresca, tentadora….
Unos tímidos golpes lo alertaron, con la bata aún abierta, se acercó a la puerta y la abrió… Era Carla…
-Vine a ver como estás… no tuve tiempo de decirte nada, en el momento del rescate… Ya veo que no te maltrataron mucho…
-No, iban a empezar a pincharme cuando apareciste… -le dije en el tono más seductor y sensual que pude usar- Gracias por rescatarme…
-Sabes bien que es mi deber… para eso me pagan.
La hizo entrar a su habitación y cerró la puerta… Carla llevaba puesto un pantalón corto y un suéter de tiritas… que le brindaba una gratificante vista de su busto… Aquella visión provocó aún más sus afiebrados sentidos… Al verla frente a él , no pudo más y la rodeó con sus brazos… sentí un aroma a orquídeas hawaianas, que era el aroma del splash de baño que se ponía, mezclado con su aroma natural, lo excitó más…
-Quiero agradecerte, apropiadamente lo que has hecho por mí… -dijo besando suavemente su cuello… ese aroma me embriagaba…
-Heini…- la sintió gemir…
-No digas nada… quiero estar contigo… hacerte muy feliz… déjame amarte…
Temblaba entre sus brazos… la sentía… su piel estaba ardiendo, ansiosa de sentirla… ansioso por hacer el amor toda la noche… Pero, se deshizo prestamente de su abrazo.
-¿Por qué? – protestó.
-No es correcto… -dijo pasándose la mano por la cara.-Saldrías mal parado si Maryland o tu hermana se enteran. Ya sabes las reglas…
-Mi hermana y Maryland saben lo que siento por ti… -dije casi jadeando. – No tienes nada que temer…
-Lo sé- dijo, clavando sus bellos ojos negros en él – Además le estaría fallando a mi patria, que en estos momentos necesita de mí. No tengo tiempo para pensar en mis sentimientos…ahora. Perdóname si provoqué algo que no debí provocar.
Y salio de mi habitación dejando en su piel el perfume de su colonia de baño mezclada con el aroma natural de su cuerpo…
-Carla Cristina… Me vuelves loco…
Carla había salido de aquella habitación con el corazón agitado y una gran tristeza en su corazón. Su madre estaba en el Instituto Oncológico Nacional, muriendo de un cáncer cervical en el cuello uterino… No podía pensar de forma egoísta.
Daniela estaba en el balcón… mirando hacia fuera… Tuvieron suerte que los Machos de Monte no las siguieron y tomaron por asalto el lugar… Pero presentía que esto era ya la antesala del final… el final de lo que ellas llamaban “EL DRAGON NEGRO”… como le habían puesto a Noriega.
Interrumpió sus tristes cavilaciones, la presencia de Sean Arthur.
-Hola princesa, buscando un momento de paz…
-Si… Esto es la antesala del final… no me atrevo a pensar que pasará ahora…
-Daniela, si esto llegara a complicarse de tal modo que no puedas vivir aquí, me comprometo a llevarte conmigo a América… como mi esposa.
Daniela levanto la vista y lo miró… Estaba preponiéndole matrimonio…
-No me mires como si estuviera loco, se lo que te he propuesto… si me desheredan, no estoy con las manos vacías… tengo mi profesión, una carrera bien trazada en la Marina, y no tengo que depender de mis padres… tú ya te graduaste, así que ninguno pasara paramos… Sales de tu patria, pero sales casada.
-No merezco tanta…
-Mereces eso y más, mi dulce y valiente ángel… Ardo de ganas de tenerte en mis brazos… Te quiero en mi vida… a mi lado… Tener mi familia contigo… endulzar tus días y tus noches…
Entretanto, Naoko se acercó a Alicia…que estaba muy triste…
-Preocupada.
-Si, para que mentirte… mi gente esta arriesgándose más cada vez… creo que se acerca la hora final para Noriega.
-Están criticando al presidente por que el golpe abortó… dicen que el pudo ayudar a Giroldi, no dejarlo en la estacada… a merced de sus enemigos… Me temo, que pronto harán algo que obligara al presidente a tirarles a la Marina y al ejército…
ENTRETANTO, EN UNA CASA EN FUERTE AMADOR… SE ESCENIFICABA UN RITUAL DE BRUJERIA…
-¿Qué ves Candelaria?
-La pregunta que hiciste sobre esas niñas… veo que será mejor que no intentes atraparlas… veo mucha tragedia en esas muchachas… están en esto, por que no tienen otra salida.
-¿Son huérfanas?
-No, sus padres viven, hay problemas en esas casas… cosas muy fuertes… pero son mujeres que han torcido su destino… les esperaba la prostitución y los vicios, pero han pasado de eso, ahora están en un momento en que no les importa perder la vida… algunas han sufrido abuso físico y han intentado abusar sexualmente de ellas… Por eso no tienen miedo de matar… aunque hay unas que después de sufrir mucho van a encontrar la paz que necesitan, que no es con la muerte.
-Habla, explícate, que no entiendo nada…
-Los gringos que ellas defienden, algunos son pareja sentimental de ellas… aunque no lo son abiertamente… Cualquier daño que sufran… será para que esas muchachas maten al que lo haga… Mejor, déjalas tranquilas, están demasiado protegidas… de hacerles algo, nos meteremos en un aprieto…
-¿Qué más ves en mi futuro?
-Estas niñas serán las que te derrotarán… serán parte importante de lo que pasará de aquí a un mes… pero no podrán disfrutar lo que hicieron… tendrán que dejarlo todo… patria, amigos, y tal vez familia…
-¿Hay manera de evitar esto?
-Desgraciadamente no. Ya está escrito…
Noriega miró las cartas de tarot que se extendían en la mesa… en ellas se decidía el destino de aquellas ALMAS REBELDES…

Brujita Alex
Aprendiz de bruj@ Senior

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 09/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.